Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 9 de Julio 2012


Cuidados esenciales de verano



Cuidados esenciales de verano
El calor, la humedad, el salitre o el cloro influyen en nuestra piel, en el cabello y en el estado de ánimo. El clima estival requiere una serie de modificaciones en nuestros rituales de belleza. La piel y el pelo necesitan cuidados específicos para afrontar las adversidades del verano. 
 
Para cuidar el cabello recomiendo la algoterapia. Este tratamiento, que trabaja con algas marinas in natura, reconstruye el cabello gracias a sus propiedades terapéuticas, tonificantes, reconstructivas y recalcificantes, por su alto contenido en iodo, sales minerales (calcio, flúor, magnesio, cobalto y potasio), vitaminas (A, complejo B, C, E, F, K), hierro, proteínas e hidratos de carbono. 
 
El tratamiento empieza con un peeling con algas blancas y rojas para higienizar y remover las células muertas del cuero cabelludo y reestructurar la hebra. Una vez aplicado, nos echamos un compuesto de mascarilla de H2O y vitamina A para devolver el agua al pelo. 
 
La piel en verano se vuelve más proclive a infecciones y existe un mayor riesgo de cáncer de piel y envejecimiento prematuro. Higiene, humectación y protección solar son los tres pasos imprescindibles para cuidar nuestra piel en esta época. La limpieza diaria debe realizarse con productos sin perfume, que no irriten, pero que ayuden a eliminar la suciedad y grasas acumuladas. 
 
Tras la higiene, llega el momento de la hidratación. Las cremas hidratantes ayudan a recuperar la humedad perdida y resultan muy útiles cuando el calor reseca la piel. Por último, es imprescindible utilizar un protector solar diario con el factor recomendado por nuestro médico o farmacéutico. 
 
Para cuidar la piel del rostro, es necesario realizar una rutina de cuidado intensivo. Para empezar, hay que lavar el cutis antes de aplicar el protector solar y renovarlo cada cierto tiempo. Tras una larga jornada de sol, llega el momento de hidratar la piel con una limpieza facial y una crema hidratante para recuperar la humedad perdida. También es importante aplicar un astringente que ayude a mantener los niveles de PH de la piel, evitando que pierda su luminosidad natural.
 
El producto más eficaz para la limpieza facial es el jabón natural sin alcohol y sin perfume. Cuando te sientas agobiada por el sudor, el polvo y la humedad del ambiente, prueba a refrescar el rostro con un atomizador lleno de agua a temperatura ambiente con unas gotas de limón. Notarás la cara más fresca y evitarás el exceso de grasa y poros abiertos. 
 
Mi último consejo es beber mucha agua, resulta fundamental para mantener una piel más sana. Además, retrasa la aparición de arrugas, ayuda a eliminar toxinas, mejora el rendimiento físico y regula la temperatura corporal.

Directora de Esther Palma Comunicación


Nota









rollover css e imágenes

Escuchar último programa