Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 2 de Enero 2015


Cuestiones claves para elegir un proyector para tu casa



Uno de los mayores activos de la vida retirada y tranquila es poder disfrutar del cine en tu propio domicilio. Cada año que pasa, la tecnología está más presente en los regalos. En estas épocas navideñas se acentúa todavía más.
 
Aparte de las tabletas, ordenadores o smartphones, los proyectores domésticos están a la orden del día. Si bien es cierto que para determinados sectores sus precios pueden ser prohibitivos, existen diversos modelos de gama media que pueden cumplir perfectamente las funciones exigidas: ver películas con mejor calidad y comodidad. Pero... ¿sabemos escoger y comprar el proyector adecuado ?
 
Para medir el valor y la relación calidad-precio hay que seguir algunos aspectos fundamentales: superficie y alcance, brillo, contraste y resolución o si los proyectores es LCD o DLP.
 
Respecto a la superficie y el alcance, el mejor formato de visualización es el panorámico 16:9 y cuanto mayor sea la distancia entre superficie de proyección y el usuario, mayor deberá ser el área de visualización. Esta es una norma general, pero en la actualidad existen proyectores de corto alcance (entre 0,60 y un metro): proyectores -de 2000 lúmenes- preparados para distancias pequeñas que deben estar soportados por brazos metálicos.
 
Por otra parte, una regla de oro es la distancia para colocar el proyector: la distancia debe ser el doble de la amplitud de una pantalla de proyección o superficie acondicionada para la emisión de imágenes.
 
La resolución es muy importante, ya que son -hablando en plata- los puntos que conforman una imagen. Hay diferentes tipos: desde el básico SVGA hasta el XGA, que es la resolución más alta posible en proyectores domésticos comerciales (también la más cara).
 
Otra característica relevante es la intensidad del color. En este apartado nos movemos entre el LCD (pantalla de cristal líquido), que se basa en un filtro que merece un mantenimiento continuo. Es decir, si se deciden por un modelo clásico, económico y con filtro, deben tener en cuenta que el mantenimiento cuesta, ya que hay que limpiarlo habitualmente para que el polvo no deteriore su funcionamiento. En cambio, los proyectores con tecnología DLP (procesado digital de luz) tiene una mejor legibilidad, gran rendimiento de vídeo digital, color preciso y de gran intensidad y menor coste total en el mantenimiento debido a la ausencia de filtros.
 
Si la compra va encaminada no sólo a tener un proyector, sino a que ejerza de sustituto de un televisor, los modelos Full HD son muy recomendables. Los modelos WXGA o SXGA son válidos, pero no sólo hay que tener en cuenta el coste del producto, sino también el mantenimiento. Si compráis un proyector con lámpara, hay que tener en cuenta que su tiempo de vida es más limitado (de 2.000 a 5.000 horas, aproximadamente). La lámpara es clave para decidir una compra. Con una vida media de consumo entorno a 3-4 años, su duración depende del mantenimiento: no mover el proyector cuando está caliente (la lámpara alcanza temperaturas muy altas) y no tocar con las manos. Tampoco hay que olvidar la tecnología LED y láser, que también es una alternativa fiable al modelo clásico del proyector con lámpara.
 
Por último, el brillo de un proyector viene marcado por las características del espacio en que se va a instalar. Saber si el piso tiene más o menos luminosidad es clave para saber el tipo de proyector y el número de lúmenes: cuanta más luz natural en el domicilio, mayor número de lúmenes.
 
Conociendo estas características tendremos mayor seguridad y confianza en comprar un proyector... teniendo claro qué dinero estamos dispuestos a gastar.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa