Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 12 de Diciembre 2018


Cristina Higueras presenta libro



© Javier Mantrana del Valle.
© Javier Mantrana del Valle.
La actriz y escritora Cristina Higueras nos presenta su segunda novela negra, "El error de Clara Ulman". Un thriller atípico cuya protagonista es una mujer. Cristina reivindica así el papel activo de los personajes femeninos dentro de la literatura y sigue ampliando su faceta creadora, ya que desde hace varios años compagina el mundo de la interpretación con el de la escritura.

Después del éxito de tu primera novela, "El extraño del ayer", ¿se tienen más nervios? ¿La responsabilidad es mayor que con la primera?
Los nervios siempre son los mismos. Cuando se lanza una novela es como un estreno de teatro, nunca sabes cómo va a responder el espectador, en este caso el lector. Realmente, no hay diferencia. Lo que ocurre es que cada reto nuevo es más ambicioso y, de alguna manera, "El error de Clara Ulman" es un reto doble, porque es un thriller muy atípico. De hecho, los protagonistas no son ni inspectores, ni policías, ni detectives, ni forenses. Los protagonistas son todos científicos o médicos, un reto añadido, porque no es lo habitual en una novela negra. Estoy muy satisfecha por la aceptación que está teniendo la novela.

¿En qué consiste “el error” de Clara Ulman? ¿Qué puedes adelantarnos, sin hacer spoiler?
Es un thriller en el que su protagonista, la doctora Clara Ulman, trasgrede todas las normas para adaptar el mundo a sus principios. La novela empieza cuando la doctora expone en una convención que ella y su equipo han conseguido crear, a partir de células madre y con ayuda de bioimpresoras, órganos humanos. Esto implica liberar a un montón de pacientes de las listas de espera para conseguir un órgano compatible y, en consecuencia, salvar muchas vidas. Sin embargo, a partir de este momento, el lector va descubriendo que el objetivo de la doctora no es sólo salvar vidas y se va a plantear una serie de interrogantes.

El caso de los trasplantes de órganos es un tema especialmente delicado y sensible. ¿De dónde nace esta novela?
De un relato corto propio, "Sombras de carne y hueso", publicado en Hnegra. Pensé que podía ser interesante desarrollar la historia. 

¿Cómo ha sido el proceso de documentación?
Durante dos meses estuve investigando todo lo relacionado con la historia, sobre todo para darle vero similitud. Evidentemente, es una historia de ficción, pero está basada en hechos científicos con los que todos estamos familiarizados: trasplantes, investigación con células madre, impresión 3D… A partir de ahí, realizo un ejercicio de ficción especulativa para ir un poco más allá y hacer una hipótesis de qué es lo que pasaría si estos experimentos, que están ya a punto de hacerse realidad y que se están desarrollando en todos los laboratorios del mundo, estuvieran en la calle. Por supuesto, siempre sin hacer ningún juicio de valor para permitir que el lector se meta en la piel de la protagonista y saque sus propias conclusiones.

Crear tensión y saber mantenerla a lo largo de toda la historia es fundamental. ¿Cómo se escribe una novela de suspense?
Soy muy rigurosa. Tanto en "El extraño del ayer", que fue mi primera novela negra, como en esta, hago previamente un gran trabajo de documentación, precisamente para que el lector se crea lo que está pasando y entre en la historia. Asimismo, necesito tener un planteamiento, un nudo y un desenlace, y una escaleta muy detallada de todo lo que va pasando y van haciendo los personajes. Eso no impide que en el transcurso de elaboración de la novela haya personajes que de repente se desvían o personajes menores que te piden más protagonismo. Eso es fascinante y, por supuesto, pasa.

Sin embargo, tu primer libro, publicado en 1995, era de humor: "Consuelito de la Ascensión". ¿Por qué este cambio de género?
Bueno, porque la vida te cambia y tienes otras necesidades, otras prioridades, te apetecen otras cosas. Escribí ese libro en un momento en el que estaba trabajando muchísimo en teatro y haciendo muchas giras, y me pasaban muchas anécdotas; de alguna manera para conservarlas. Siempre me ha gustado la novela picaresca y entonces le di ese tono; y creo que salió algo bastante divertido. Pero ahora mismo me apetece mucho la novela negra. Estoy en un momento de mi vida que me apetece más escribir este tipo de historias que no una novela de humor. Esto no quiere decir que en un momento dado cambie de género, no lo sé. De momento, me encanta la novela negra y estoy muy a gusto creando dentro de este género.

¿Qué tienen en común tus dos novelas negras?
Me gusta romper estereotipos. Creo que la novela negra y el thriller han estado durante muchos años, sobre todo los personajes femeninos, muy estereotipados. Alicia Giménez Bartlett decía que las mujeres eran víctimas que morían en la primera página o asistentes de alguien. En cualquier caso, siempre eran o meras comparsas o mujeres fatales o novias redentoras. Y creo que hay que romper este estereotipo, porque las mujeres actuales nada tenemos que ver con nuestras madres o nuestras abuelas y, en consecuencia, la forma de relacionarnos con los hombres. Tanto en la novela negra como en la literatura en general es necesario crear personajes femeninos potentes, mujeres independientes y fuertes. Esto es lo que a mí me interesa a la hora de escribir y creo que se ve en mis dos novelas.

¿Quiénes son tus referentes literarios en este género?
Me encantan los clásicos americanos: Raymond Chandler, James M. Cain, Patricia Highsmith. Y me gusta mucho, porque creo que ha marcado un antes y un después en el género, Stieg Larsson, con su trilogía Millenium.

Después de más de 20 años como actriz y productora de teatro, ¿qué ha supuesto para ti esta incursión en la escritura? ¿Lo has tenido más difícil por ser actriz?
Es cierto que tu trabajo se mira más con lupa y cuesta mucho más que te tomen en serio, pero por otro lado quizá me ha sido más fácil publicar que a la gente que es totalmente anónima. Afortunadamente, El extraño del ayer tuvo unas críticas magníficas y se ha vendido muy bien. De hecho, se publicó la edición de bolsillo, que eso es como “poner una pica en Flandes”. Ahora, con El error de Clara Ulman, quiero pensar que cierto panorama crítico literario me toma más en serio que con mi primera novela.

Por Esther Eugenio


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Josema Yuste en Taxi - 09/10/2018

1 2 3 4 5 » ... 14





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter