Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Lunes, 15 de Julio 2019


Consejos para limpiar el colchón de ácaros



Si es frecuente que sientas algún problema o afección cuando estás en la cama o al levantarte, como picor en el cuerpo, irritación de la piel, tos, enrojecimiento de los ojos, estornudos seguidos, mucosidad, sin estar vinculados a alguna enfermedad, ¡cuidado!, es muy probable que tengas el colchón lleno de ácaros.

Pero, no lo tires. Un colchón, dependiendo de su calidad y de lo cómodo que estés en él, puede ser cambiado cada 10 años, pero si ese no es tu caso, es necesario que realices limpiezas frecuentes y periódicas para eliminar y evitar esos desagradables ácaros. A continuación te mostramos algunos consejos de cómo hacerlo.

Qué son los ácaros
La información oficial indica que los ácaros son una especie de arácnidos constituidos por una gran cantidad de diferentes especies. Actualmente se han logrado detectar más de 50.000 diferentes, y los análisis reportan que aún faltan muchísimas otras que no han podido ser investigadas y por supuesto clasificadas.
 
Los estudiosos del área han informado la presencia de estos ácaros está vinculada con las plantas o el polvo, muy parecido a la especie clasificada como ácaros Tetranychidae, que la componen más de 1.200 variadas especies.
 
Generalmente, en el hogar, las colonias de ácaros se ubican en las zonas donde son más difíciles detectarlas, como en las cortinas, alfombras, almohadas y colchones y aprovechándose de su diminuto tamaño, se hace imperceptible al ojo humano; como máximo alcanzan los 0,5 milímetros.
 
Los ácaros no produce alergias, pero sabemos que sus heces contienen una proteína que genera molestias de salud, causando reacciones alérgicas. Con frecuencia asma y rinitis a nivel de pulmones y nariz, mientras que en la piel producen eczemas o sarpullidos. En estos casos, se deben tomar los tratamientos adecuados a la primera señal del malestar para combatirlos con eficacia.

Consejos para limpiar el colchón de ácaros
Al referirnos a la limpieza del colchón para eliminar los ácaros, son variadas las acciones que podemos realizar, aunque para ser sinceros, es casi imposible eliminarlos en su totalidad, porque requiere que se den muchas condiciones en el ambiente.
 
Sin embargo, se deben aplicar las opciones que estén en nuestras manos para evitar una propagación de estos mini arácnidos. Una de ellas es el uso de un colchón anti ácaros. También en las fundas y ropa de cama existen materiales que alejan la plaga, en caso de no estar en condiciones de adquirirlos. Tenemos  a continuación algunos consejos para limpiar un colchón y estar libre de ácaros en la habitación.
 
En primer lugar, es muy importante mantener limpias las fundas del colchón y de las almohadas, así como toda la ropa que usamos en la cama como edredones, sábanas, mantas, etc. Lo ideal sería lavarlos con agua caliente una vez por semana, igualmente la almohada.
 
Adicional al lavado con agua caliente de toda la ropa de cama, hay que asegurarse que se sequen muy bien a una alta temperatura. La generada por la secadora eléctrica, sería fenomenal. Si no es posible, se pueden colocar directamente bajo la luz solar, y cuanto más se calienten con el sol,  es mejor para el fin que buscamos.
 
Un elemento muy influyente para la presencia de ácaros son las alfombras, por lo que se sugiere no usarlas como decoración del dormitorio, ya que son lugares propicios para la proliferación de los ácaros y estaríamos facilitando que se trasladen al colchón y las almohadas.
 
Si no puedes evitarlas, trata de limpiarlas todas las semanas mediante el uso de una buena aspiradora, existen especificas para eliminar los ácaros.
 
Además de aspirar las alfombras, podemos aspirar el colchón una vez por semana, si tenemos un equipo de aspirado especial para eliminar los ácaros, sería maravilloso. Si no revisa el que tengas porque es probable que traiga alguna función para eliminar estos  indeseable  huéspedes.
 
En el mercado existe una gran variedad de productos industriales que ayudan a la limpieza de los colchones, revisa todas las presentaciones en las que vengan estos productos, es posible que la más conveniente y adecuada sea la que venga en spray que se puede aplicar directamente en las camas y eliminarles con mayor eficacia.
 
También existen preparados caseros muy efectivos para eliminar los ácaros en el colchón como es el bicarbonato, además de ayudar a la desinfección.
 
Después de estas sugerencias generales,  a continuación explicaremos con mayores detalles tres consejos para eliminar los ácaros del colchón.
 
Consejo #1- Aspira el Colchón   
Como comentamos en párrafos anteriores, el uso de una aspiradora especial para la eliminación de ácaros sería lo ideal, pues con esta se presentan mayores posibilidades de acabar con estas miles de especies microscópicas.
 
Por lo general estas aspiradoras también sirven para eliminar los chinches, que suelen ubicarse en las costuras de las camas, los sofás y los cojines.
 
En caso de poder hacer la inversión en una aspiradora anti ácaros, toma en cuenta que sea fácil de usar, para que la costumbre de usarla no se te haga tediosa, procura que entre sus funciones tenga para  limpiar el colchón/sofá/cojín/cortina y desinfectarlos.
 
Es muy importante que la aspiradora posea filtro HEPA, es el que garantiza un excelente filtrado, recuerda el tamaño microscópico de los ácaros por lo tanto los residuos que dejan, son aún más pequeñitos y se alimentarán de las minúsculas  partículas de piel, pelo y polvo, que hay en nuestra cama.
 
También es primordial que tenga  luz ultravioleta, un  aspirador UV  te dará mayor garantía de hacer un desinfectado a fondo, eliminando además de los ácaros, las  bacterias y gérmenes existentes.
 
Es preferible que la aspiradora sea de mano, ligera, porque permite usarla con más comodidad  sobre la cama y el colchón, y una muy pesada, te hará pensarlo más a la hora de limpiar  el colchón de ácaros y probablemente no lo querrás hacer de forma  frecuente.
 
Consejo #2: Limpieza del colchón con bicarbonato y aceite del árbol del té
 Siempre se ha escuchado de las virtudes que posee el bicarbonato de sodio  para desinfectar, permite eliminar la humedad, desodorizar y ayuda a eliminar bacterias, gérmenes y suciedades y por supuesto acaba con los indeseables ácaros.
 
Este  producto es muy posible que ya lo tengas en el hogar, por lo que no tendrás que hacer una nueva inversión, es  económico y eficaz para ayudarnos en la limpieza diaria de la casa.
 
Y el aceite del árbol del té, goza del prestigio de ser un  desinfectante natural, siendo uno de los mejores, también es económico y fácil de ubicar, además de servir para variadas aplicaciones, es un ingrediente para la elaboración de desinfectantes de mano, para limpiar el baño y también la cocina, su aroma es agradable y recuperará el olor a nuevo de tu colchón.
 
Para realizar esta limpieza vas a necesitar los siguientes materiales:
  • 250 gramos de bicarbonato de sodio
  • Aceite del árbol del té 5 gotas
  • Un atomizador de plástico, limpio y en buen estado
  • Un tamiz o colador
El procedimiento, es muy fácil, comienza por quitar las sábanas sucias y colocar el colchón en un lugar aireado y con sol, lo mejor sería un patio o terraza.
Coloca en un recipiente de plástico los 250 gramos de bicarbonato, añade las 5 gotas de aceite esencial, mezcla los ingredientes, removiéndolos bien.
 
Se vierte la mezcla en un atomizador y se va  esparciendo la mezcla sobre el colchón, primero un lado y luego el otro dejando actuar por una hora en cada lado.
 
También puedes utilizar el colador o tamiz, con la misma técnica explicada anteriormente, finalizando con un buen aspirado para eliminar la suciedad que se pegará del bicarbonato.
 
Es un procedimiento muy sencillo y fácil, además de ser una mínima inversión, está técnica la puedes hacer una vez al mes, y seguro vas a dormir mucho mejor y te sentirás  saludable.
 
Consejo #3: Ventilar y deshumidificar el ambiente y el  uso de plantas naturales
Como ya sabemos los ácaros proliferan en ambientes húmedos, por lo que debemos tomar en cuenta en qué medida existe esta condición en nuestro hogar, bien por el clima o la ubicación, especialmente en las habitaciones que tienen el baño incluido.
 
En caso de encontrar un nivel alto de humedad, podemos hacer uso de los deshumidificadores, pueden ser naturales o eléctricos y colocarlos en diferentes sitios de la casa.
 
Hemos escuchado en alguna ocasión de la técnica de no hacer la cama inmediatamente que nos levantamos, recomendando hacerla como dos horas después para que se airee, pues esto tiene solo una parte de ser cierta.
 
Es necesaria que la habitación sea ventilada diariamente, siendo una muy buena sugerencia, permitir  que el sol entre y cubra directamente los sitios donde pueden reproducirse los ácaros, como  el colchón,  las sábanas, los edredones, los sofás, las cortinas, los muñecos de peluche, los cojines y  las alfombras, entre otros.
 
Esta información la apoyan algunos inmunólogos, se piensa que con esta práctica  los ácaros mueren, pero quedara la piel y el esqueleto en las  sábanas, almohadas y colchones, convirtiéndose en un ambiente  propicio para motivar episodios en las personas alérgicas.
 
Otra interesante y efectiva sugerencia es preparar vinagre de romero, esto es muy sencillo, colocamos una ramitas de romero en vinagre por una semana y con este preparado se desinfectan los muebles, el piso, etc., es un limpiador casero y natural por lo tanto se protege el ambiente y se alejan los bichitos.
 
El uso de difusores con aceites esenciales de limón, romero, lavanda, menta, canela y de árbol de té, son excelentes para combatir los ácaros de manera natural además de crear un aroma agradable en los espacios, claro está, esta técnica será más eficaz si usamos productos de calidad y concentrados, evitemos las esencias artificiales.
 
A falta de difusor, se puede utilizar un atomizador con agua y se colocan unas gotas del aceite seleccionado, pulverizando frecuentemente las habitaciones.
 
Por último y no menos efectiva, es  la purificación del aire con determinadas plantas, no son todas porque corremos el riesgo que nos roben el oxigeno.
 
Algunos ejemplos de las plantas generadoras de aire son:
  • La palmera bambú o Areca, esta planta realiza la limpieza del aire en el día, no necesita muchos cuidados, se adapta a lugares con poca humedad y baja luz, pero según el nivel de contaminación del lugar  donde se ubique, se deben limpiar sus hojas con frecuencia.
  • La espada de San Jorge, lengua de tigre, lengua de suegra:  a diferencia de la anterior, esta planta trabaja en las noches, transformando el dióxido de carbono en oxigeno, es la mejor para colocarla dentro de los dormitorios.
  • El Potus, Ecindapso o Poto: debe ser colocada en los espacios internos pues no le debe dar directamente la luz del sol, aunque es muy resistente.
  •  
  • La hiedra, el ficus o la cinta son otras de las plantas que ayudan a limpiar el ambiente.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.




Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa