Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 3 de Septiembre 2018


¿Cómo utilizar aceites esenciales para aliviar las picaduras de insectos?



Con la llegada del buen tiempo, lo último que nos apetece es quedarnos en casa. Las buenas temperaturas y el clima cálido nos invitan a disfrutar del aire libre y de la playa, a realizar actividades en familia o irnos de viaje. Pero este clima también nos trae a los temibles mosquitos y sus consecuentes picaduras que acaban perjudicando nuestras horas de ocio. Todos tendemos a adquirir repelentes para insectos en un intento por deshacernos de ellos, pero lo que muchos no sabemos es que la mayoría de ellos son perjudiciales para nuestra salud, así como para la de nuestras mascotas.

Según un estudio publicado en la revista BioMed Central Biology, estos repelentes contienen un ingrediente que, a pesar de ser muy eficaz contra los mosquitos, es realmente tóxico para el sistema nervioso central pudiendo causar hasta reacciones alérgicas. Además, se ha descubierto que es también nocivo para el medio ambiente. Es por eso que nuestra recomendación sería el uso de aceites esenciales para defenderte de los insectos y poder disfrutar del verano sin inconvenientes.

Los aceites esenciales tienen multitud de beneficios, entre ellos, aliviar las picaduras de mosquitos de manera fácil y cómoda. Además, existen cientos de aceites, lo que permite la elección del más adecuado para nuestra piel. Antes de proceder a su uso, debemos tener en cuenta que deben ser usados con precaución y no ser utilizados directamente sobre la piel sin antes haber sido diluidos con agua o aceite vegetal, como por ejemplo, de oliva, girasol, coco o almendras. El aceite de árbol de té y de lavanda son dos de los únicos aceites que pueden aplicarse sin necesidad de ser diluidos anteriormente.

El aceite de lavanda, además de calmar la piel tras la picadura de un mosquito, es capaz de repeler a los insectos previniendo posteriores picaduras. Antes de utilizar el aceite sobre nuestro cuerpo, será indispensable habernos lavado las manos previamente para evitar que gérmenes y bacterias entren en contacto con la picadura. Una vez realizado este paso, simplemente cogemos unas gotas del aceite y lo extendemos sobre la zona en cuestión, realizando un delicado masaje hasta que la picazón desaparezca. Al ser un producto natural, podemos usarlo varias veces al día.

Además del aceite de lavanda existen otros como el de menta, caléndula, manzanilla, melisa y bergamota que también nos ayudan a controlar los picores de las picaduras causadas por mosquitos. Al igual que con el de lavanda, solamente necesitaremos un par de gotas y un suave masaje para conseguir que la hinchazón disminuya. Otros, como el eucalipto azul, son muy eficaces contra los mosquitos y sólo deberemos aplicarlo encima de la ropa o de la almohada para prevenir sus picaduras. No obstante, si la inflamación de la picadura es alta, podremos combinar el aceite de lavanda y el aceite de árbol de té para controlarla.

Aceite de árbol de té
Si tuviéramos que destacar un aceite esencial imprescindible para la vida diaria sería el aceite de árbol de té, pues no sólo es bueno con las picaduras, sino que tiene infinidad de propiedades beneficiosas para la salud de nuestra piel. Respecto a su utilidad frente a las picaduras de mosquito, este aceite ayuda a aliviar el picor, el dolor y la inflamación, además de prevenir una posible infección en la zona a tratar. Sólo necesitaríamos frotar varias veces al día con el aceite la picadura hasta calmar la zona, pues entre sus muchas propiedades destaca el ser antiséptico y antibacteriano, lo que ayuda a acelerar la curación de herida.

Sin embargo, sus beneficios van más allá al poder ser utilizado para tratar ampollas, pequeños cortes, quemaduras, etc., sin irritar ni provocar reacciones alérgicas en la piel. Es por eso que en los últimos años se ha convertido en uno de los remedios más populares, pues se dice que tiene más de 60 usos diferentes.

Entre ellos, destaca su potente acción contra la piel, ayudando a regenerar las células de esta, combate los resfriados e incluso algunos expertos cuentan que puede favorecer la prevención de enfermedades dentales y aliviar los dolores provocados por la artritis. Ha quedado demostrado que es probablemente uno de los productos naturales más eficaces existentes hoy en día, por lo que ya no hay excusa para no usarlo y disfrutar del verano.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter