Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 2 de Septiembre 2014


Come pan, come sano


El pan forma parte de nuestra tradición culinaria por derecho propio. A pesar de que hace algunos años se convirtió en un producto demonizado al que muchos nutricionistas tachaban de poco saludable, actualmente ha recuperado la confianza de unos consumidores cada día más convencidos de que el pan es un alimento saludable que ha de formar parte de la dieta diaria. Además, ha pasado de ser un complemento en la mesa a ser el protagonista de muchas comidas.


Desde siempre el pan ha sido mucho más que el acompañante de muchas comidas, un alimento básico indispensable pero que no siempre ha contado con el beneplácito de todos. La sabiduría popular que reflejan los refranes también atestiguan la importancia de tan singular producto: “El pan comido hace al que lo da amigo” o “Con buen pan y mucha leña, el invierno a nadie empeña”.
 
El pan ha sido sustento indispensable en muchas épocas de la historia, máxime en aquellas en las que las circunstancias económicas han marcado el día a día. Se trata de un alimento básico que está elaborado con harina (principalmente de harina, aunque también puede ser de cebada, maíz, centeno, soja, patata e incluso arroz), levadura (o masa madre) y agua. A éstos pueden añadirse otros elementos.
 
A pesar de que no está muy claro cuál es el origen del pan, sí parece haber consenso en afirmar que ha estado presente desde la Prehistoria. De hecho, parece ser que los primeros se elaboraron con harina de bellotas o de hayucos. Un inicio impreciso, aunque sí que se ha datado el descubrimiento de unos arqueólogos que encontraron unos panes ácimos (sin levadura) en excavaciones realizadas en poblados próximos a los lagos suizos. La historia nos dice que fueron los egipcios los responsables de regalarle a la humanidad el modo de fabricar el pan y los descubridores de la fermentación. Ellos construyeron los primeros hornos para cocer la masa (en las excavaciones de Babilonia se desenterró un horno del año 4.000 a.C.), tarea que cuidarían después los griegos hasta convertir la fabricación en todo un arte culinario.


Por Juani Loro


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Comer sano en verano - 15/06/2018

Navidad en tu mesa - 04/12/2017

1 2 3 4 5 » ... 13





rollover css e imágenes

Escuchar último programa