Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 9 de Abril 2015


Cocción al vapor, garantía de salud en cada plato



Para cocinar al vapor, hemos de utilizar una cacerola con una pequeña cantidad de agua hirviendo en su interior, sobre la cual se coloca una rejilla o una cesta que contendrá los alimentos a preparar. Esos alimentos no entran en contacto directo con el agua por lo que mantienen todos sus nutrientes, se cocinan lentamente gracias a la humedad que genera el vapor del agua hirviendo que está debajo de ellos. Esta técnica puede usarse con una gran cantidad de productos, aunque los más utilizados son las verduras y ciertos pescados. Alicia Martínez Menéndez, dietista-nutricionista y Regulatory and Scientific Affairs Consultant de SPRIM, reconoce que “la principal ventaja de esta técnica culinaria es que, al no estar en contacto con el agua, los nutrientes presentes en los alimentos no se solubilizan, y por tanto son retenidos dentro de ellos, a excepción de algunas vitaminas que sufren destrucción por las altas temperaturas, como en el caso de la vitamina C. Por otro lado, esta técnica también permite que conserven mejor su textura y jugosidad”.

Los tiempos de cocción dependen, en gran medida, del alimento que se está cocinando así como de su tamaño, aunque Martínez apunta que suelen oscilar entre los 10 minutos necesarios para las frutas, las verduras más finas y los huevos, hasta los 40 minutos que necesitan los trozos más grandes de carne.

Verduras y hortalizas
Son las verduras y las hortalizas los alimentos que se utilizan con mayor frecuencia en la cocción al vapor: zanahorias, alcachofas, brécol, coliflor, judías verdes, espárragos, berenjenas... Y aunque siempre pueden utilizarse productos congelados, la nutricionista recomienda tener en cuenta cuáles son las que están de temporada para garantizar que estamos eligiendo alimentos de gran calidad, con más sabor y a un mejor precio. Aunque la cocción al vapor admite casi cualquier alimento, “las verduras de hoja, como la lechuga, las endibias, los berros, las espinacas o las acelgas son menos adecuadas para este tipo de cocción, ya que el vapor puede hacer que pierdan cualidades como el color y sabor, empeorando también su textura”, señala la experta.

Con respecto al resto de productos, cabe decir que las frutas, el arroz, las legumbres, los pescados, las carnes y los huevos también admiten este tipo de cocción. “En el caso de las carnes, es conveniente elegir los cortes más tiernos si queremos prepararlas de esta manera. Y si queremos evitar que las frutas y las verduras se oscurezcan, es bueno rociarlas con un poquito de zumo de limón antes de cocinarlas”, puntualiza Martínez.

Por Juani Loro


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

Artículos relacionados

Comer sano en verano - 15/06/2018

1 2 3 4 5 » ... 13





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter