Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 9 de Mayo 2011


Claves para tratar la obesidad


La obesidad es un problema de primer orden en nuestro país. Según los expertos, el 33% de la población adulta tiene sobrepeso y un 17,5 %, obesidad. Además advierten que las cifras de obesidad mórbida van en aumento, por lo que resulta necesario que la sociedad se conciencie con esta cuestión que afecta tremendamente a la salud y calidad de vida de la persona que lo sufre y que no se resuelve con dietas ni productos milagro, sino que precisa de la profesionalidad de un equipo médico multidisciplinar y, como no podía ser de otro modo, de la fuerza de voluntad y superación de los pacientes.


Claves para tratar la obesidad
El sobrepeso y la obesidad no son una cuestión meramente estética. De hecho, la obesidad se considera una enfermedad crónica que debe ser tratada durante toda la vida. En nuestro país, más del 50% de la población (en todos los rangos de edad) está por encima del peso recomendado. Un estilo de vida cada vez más sedentario en el que la alimentación se ha alejado de la dieta mediterránea para quedar abanderada por los productos precocinados, está afectando a la calidad de vida de jóvenes y adultos. Pero, según los expertos, en las personas mayores de 50 años resulta más problemático porque ese aumento en el índice de masa corporal (IMC) puede estar acompañado de otras enfermedades asociadas como la hipertensión, la diabetes, hipercolesterolemia o enfermedades cardiovasculares.

Vigilando el peso se controlan estos factores; de ahí la importancia de conseguir perder aquellos quilos de más. La doctora del Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad de Valladolid, María José Castro Alija explica que la obesidad aumenta la frecuencia de hipertensión y que perder solo un kilo va a disminuir la hipertensión arterial. Reducir peso también ayuda a controlar la diabetes sin necesidad, muchas veces, de utilizar tratamiento farmacológico. Asimismo, protege frente a las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de mortalidad en nuestro país, tanto en hombres como en mujeres.

Para una persona con exceso de peso estas razones tienen que ser más que suficientes para plantearse un cambio de hábitos con el fin de conseguir una mejor calidad de vida. Pero enfrentarse a esta realidad no siempre es sencillo. El primer paso es visitar a un especialista médico porque la obesidad es una enfermedad y necesita de un tratamiento adecuado a las circunstancia personales de cada paciente. De nada sirve recurrir a dietas y productos milagro que prometen una pérdida de peso excesiva en poco tiempo porque pueden desembocan en un efecto yoyó que repercute negativamente, no sólo en el físico, sino a nivel psicológico, en la mayoría de las ocasiones, mermando la autoestima de la persona.

Pilares básicos contra la obesidad
El tratamiento de la obesidad resultaría más fácil si consistiera en tomarse una pastilla y esperar a mejorar, pero no es el caso. A día de hoy, para combatir esta patología, los profesionales médicos cuentan con varios pilares básicos: tratamiento dietético, actividad física, farmacología y cirugía. Asimismo, es necesaria una actitud positiva del paciente en la que la motivación y la fuerza de voluntad cobren fuerza.

Dieta. Lo fundamental es el cambio en los hábitos alimenticios. Una dieta sana y equilibrada es básica, pero el profesional, además, tendrá que adaptarla a algunas circunstancias personales como intolerancias, preferencias, horarios...

Ejercicio físico. Es imprescindible como complemento a la dieta, por supuesto, adecuado a la edad y condición física del paciente. En general, se recomienda practicar ejercicio aeróbico (cardiovascular), ya que favorece el gasto energético: una caminata intensa, subir y bajar escaleras, montar en bici, nadar... Pero es cierto que a medida que aumenta la edad, es frecuente que la actividad física disminuya, por tanto, si se trata de personas sedentarias, se aconseja caminar deprisa, de tal manera que la persona pueda hablar pero sin fatigarme, durante al menos una hora todos los días. Con estos ejercicios se consigue un mayor consumo de caloría. Además, es importante tonificar los músculos mediante ejercicios de estiramiento y fuerza "para mantener la densidad mineral ósea y aumentar la masa muscular, ya que al incrementar la masa muscular se logra estimular el gasto energético", afirma la doctora María José Castro.

Tratamiento farmacológico. Según explica la doctora Castro, en España, "sólo hay un fármaco autorizado para el tratamiento de la obesidad, que siempre funciona si va acompañado de una dieta". Su mecanismo de acción se basa en la producción de una sensación de menor apetito o aumentando la sensación de saciedad.

Claves para tratar la obesidad
Soluciones quirúrgicas
En algunos casos no queda más remedio que abordar la obesidad desde el tratamiento quirúrgico. En la última década, la cirugía bariátrica empleada para reducir el estómago ha avanzado enormemente y las técnicas que se utilizan resultan cada vez más seguras y eficaces, así como menos invasivas para el paciente. Este tipo de cirugía está indicada en personas con un índice de masa corporal de 40 o superior (obesidad extrema), pero también para aquellos con índice de masa corporal mayor de 35 si padecen alguna enfermedad derivada, como por ejemplo la diabetes.

En España se realizan cada año cerca de 3.500 intervenciones de cirugía de la obesidad y se contempla como una solución curativa para la obesidad mórbida a largo plazo. No obstante, la gran variedad de opciones que existen obligan a los especialistas a realizar una selección adecuada del tipo de intervención en función de las características de los pacientes.

Entre las más recomendadas está el bypass gástrico por laparoscopia porque los riesgos son menores y la recuperación del paciente más rápida, un día de ingreso y se marcha a casa. Con ella se logra que los personas se sacien con una ingesta menor de comida y que no todo lo que come sea absorbido por su organismo. Se considera totalmente eficaz, pero para ello "el paciente debe mentalizase de que, a partir de ese momento, tiene que llevar un estilo de vida determinado, porque sino la cirugía también puede fracasar", apunta la doctora Castro.

Autoestima y motivación
El tratamiento de la obesidad es un proceso a largo plazo y para toda la vida. El objetivo principal es que la persona no gane peso y que vaya perdiendo poco a poco hasta conseguir un IMC adecuado. Durante todo este tiempo, es posible que su estado de ánimo le juegue alguna mala pasada, quizá porque sienta que no pierde suficiente peso, porque tenga hambre y ansiedad, porque no esté a gusto con los resultados... pero en todo momento debe considerar la salud y su mejor calidad de vida como una recompensa y una motivación.

El paciente con sobrepeso u obesidad necesita fortalecer y mejorar su autoestima, por tanto, tratarle desde el ámbito psicológico, también debe formar parte de esta terapia multidisciplinar. Además, de mejorar la autoestima del paciente, este apoyo psicológico o psiquiátrico también es positivo para lograr mayor adherencia al tratamiento. Para esta población la información y formación por parte de profesionales de la salud es fundamental, pero también se consiguen muy buenos resultados con las terapias de grupo, ya que en estas reuniones explican su experiencia y corrige hábitos a partir de los conocimientos de los demás.


Educación en salud desde la infancia

Los hábitos alimentarios deben adquirirse desde la infancia, desde los cuatro o cinco, porque en ese rango de edad es cuando mejor se pueden modificar y corregir las malas costumbres. Esto no quiere decir que los adultos no puedan aprender. En este sentido trabaja la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Esta iniciativa pretende sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud e impulsa iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables. Aún así, especialistas como la doctora del Centro de Excelencia para el Estudio y Tratamiento de la Obesidad, María José Castro Alija, consideran fundamental un mayor número de actividades enfocadas a la educación de las personas que tienen problemas de obesidad y sobrepeso. Así lo explica: "Se deberían hacer más campañas, más promoción de hábitos saludables y más educación para la salud a este grupo de población. Esto es interesante para mejorar la calidad de vida de los pacientes y para reducir el coste económico y humano que supone".


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

I Foro sobre Obesidad y Estilo de Vida Saludable

Los próximos 10, 11 y 12 de junio tendrá lugar en el recinto ferial IFEMA de Madrid el I Foro Estilo de Vida Saludable, iniciativa que pretende concienciar y sensibilizar a la población de los problemas que se derivan de la obesidad o sobrepeso. A lo largo de estos tres días, Madrid será espacio de encuentro entre científicos médicos, empresas relacionadas con la alimentación y estilo de vida saludable y la sociedad general con un fin común: prevenir la obesidad. En el Foro, los visitantes podrán resolver dudas acerca de cuestiones relacionadas con la obesidad, conocerán los productos relacionados que tengan un aval científico en este campo y participarán de manera activa a todo un conjunto de actividades y mesas redondas relacionadas con el tema de la obesidad y estilo de vida saludable. Asimismo, el foro quiere promocionar la alimentación sana y fomentar la práctica del ejercicio físico.


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter