Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 21 de Octubre 2016


Chequea tu salud



La edad no es ninguna barrera. De hecho, a partir de los 50 la vida apenas empieza. No obstante, para vivir estos años con plenitud es importante mantener la forma física y, para ello, es primordial realizarse un chequeo médico, al menos, una vez al año. La prevención es garantía de futuro, y siempre es mejor conservar una buena salud a través del autocuidado que curar.

Cuidarnos en todas las etapas de nuestra vida es fundamental. Muchas enfermedades inician su proceso de forma silenciosa y, cuando se manifiestan, requieren un tratamiento prolongado para evitar complicaciones mayores. La cultura de la prevención significa adelantarse a los problemas, ya que con el paso del tiempo nuestro organismo va dejando de ser tan fuerte y es preciso identificar a tiempo los factores de riesgo para manejar mejor nuestra salud y establecer estrategias de prevención dirigidas a garantizar un envejecimiento activo y saludable. 

La detección en fases iniciales de cualquier enfermedad incrementa el porcentaje de su curación. No hace falta esperar a la aparición de síntomas para actuar. Eso sería un gran error. La mejor manera de estar prevenidos ante cualquier eventualidad es a través de revisiones médicas periódicas. Y, en este sentido, en las últimas décadas se está produciendo un cambio de modelo, de tal forma que el cuidado de la salud reside en el propio individuo. Chequear la tensión arterial, los niveles de colesterol y triglicéridos o los niveles de glucosa (azúcar en sangre) está en nuestras manos, ya que con un simple análisis de sangre se puede detectar un cáncer. 

Los valores a examinar y la periodicidad variarán en función de la edad, el sexo, de si existen antecedentes familiares o de si hay o no factores de riesgo. La evaluación de la historia clínica de la persona y la exploración física es importante, porque permite obtener una serie de datos que pueden hacer sospechar la existencia de alguna enfermedad, pero también evaluar sus hábitos de vida. Una dieta poco saludable, el consumo de tabaco y alcohol y la inactividad física, por ejemplo, aumentan la presión arterial, con el consiguiente riesgo de padecer un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular

Por Esther Eugenio


Nota



Artículos relacionados

Vacaciones activas - 09/10/2018

Talleres de memoria - 06/08/2018

1 2 3 4 5 » ... 9





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter