Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES
 



Lunes, 27 de Mayo 2019


Celiaquía y la importancia de llevar una dieta sin gluten



La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune, de carácter genético con una alta prevalencia en España. Se estima que 1 de cada 71 niños y 1 de cada 357 adultos sufren esta enfermedad.  Se caracteriza por su forma de presentación, ya que puede aparecer con síntomas digestivos (dolor abdominal, diarrea, flatulencia, etc.) o permanecer latente y sin síntomas hasta el diagnóstico, lo que la convierte en una enfermedad de difícil diagnóstico. Otra peculiaridad de la celiaquía es que el único tratamiento que ha demostrado ser completamente efectivo es la alimentación, concretamente, la eliminación por completo del gluten de la dieta.
 
Hoy, Día Nacional del Celíaco, el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN) reclama la presencia de dietistas-nutricionistas en el Sistema Sanitario Público para atender la necesidad de estos pacientes. “Tras el diagnóstico, es muy importante que el paciente reciba la información adecuada para que puedan adherirse correctamente a la dieta sin gluten. Sin embargo, en una consulta médica habitual no se dispone del tiempo suficiente para poder hacerlo y resolver así todas las dudas del paciente”, explica Luis Morán, presidente del CGCODN.
 
Menos de la mitad de las personas con celiaquía hacen bien la dieta sin gluten
En este sentido, el Consejo alerta que solo el 42 % de las personas con celiaquía cumplen estrictamente la dieta sin gluten, es decir, que tras el diagnóstico más de la mitad ingiere gluten, de manera voluntaria o involuntaria. “Es un dato considerable si tenemos en cuenta que el no cumplimiento de la dieta sin gluten en estos pacientes implica que puede haber complicaciones a largo plazo, como osteoporosis”, expone Morán.
Desde el punto de vista de los dietistas-nutricionistas, la falta de cumplimiento de la dieta se debe, entre otros factores, a la falta de asesoramiento personalizado y educación dietético-nutricional de estos pacientes. “Muchos estudios apuntan que cuando se educa al paciente de manera adecuada por un dietista-nutricionista especializado, la adherencia a la dieta sin gluten es mayor. Esto, a su vez, supone disminuir la persistencia de síntomas, mejorar la calidad de vida de los pacientes, disminuir la frecuencia de visitas al hospital, y, por tanto, la reducción  del gasto sanitario”, ha afirmado Morán.
 
La alimentación, la base del tratamiento de esta enfermedad crónica
“La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune cuyo único tratamiento eficaz, hasta la fecha, es una dieta exenta de gluten”, comenta Paula Crespo, vicepresidenta del Consejo. De esto, cabe esperar que tras el diagnóstico de celiaquía, la persona debería recibir información suficiente y adecuada por parte de un profesional de la dietética y alimentación. “Sin embargo, la figura del dietista-nutricionista dentro de la sanidad pública es escasa y en la mayor parte de las comunidades es inexistente, lo que provoca que muchos pacientes recién diagnosticados tengan que acudir a un dietista-nutricionista de manera privada, además de recibir el asesoramiento por parte de las asociaciones autonómicas de celíacos”, reclama Crespo.
 
La base de la dieta en celiaquía es consumir alimentos que no contengan gluten, una proteína presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno y algunas variedades de avena. “Lo que a priori parece sencillo, que es eliminar estos cereales de la dieta, para estas personas es todo un reto, porque el gluten es una proteína con unas características muy versátiles en la industria alimentaria y se puede encontrar en todo tipo de alimento envasado, desde embutidos, salsas hasta sopas de sobre, por ejemplo. Esto significa que hacer la compra para una persona con celiaquía supone leer todas las etiquetas de todo producto envasado para asegurarse que es adecuado”, afirma Mar Navarro, vicesecretaria del CGCODN.
 
Deficiencias nutricionales en la celiaquía
Desde el Consejo también alertan que una dieta sin gluten, aunque se realice de manera estricta, puede dar lugar a dietas desequilibradas si no se hace de manera adecuada y saludable. “No solo hay que hacer una dieta exenta de gluten, sino que además tiene que ser variada y saludable para asegurar que se cubren todos los requerimientos nutricionales. En muchos pacientes, observamos que al principio del diagnóstico, se realizan dietas monótonas por miedo a ingerir alimentos con gluten de manera involuntaria. Por eso, es muy importante el correcto asesoramiento de estas personas no solo de cómo llevar la dieta sin gluten sino de cómo hacerla de manera saludable limitando, como en cualquier dieta saludable, los productos ultraprocesados. Por más que estos productos no contengan gluten, en ocasiones suelen ser ricos en azúcares y grasas saturadas, lo que conllevaría a realizar una dieta desequilibrada desplazando alimentos frescos y ricos en nutrientes”, afirma Nancy Babio, vicepresidenta del CGCODN.
 
Finalmente, con el propósito de trabajar conjuntamente con todos los agentes implicados en la mejora de la calidad de vida de los pacientes que presentan la enfermedad celíaca, desde el CGCODN reclaman que se tenga en cuenta la incorporación de los dietistas-nutricionistas en la sanidad pública.
 
Desde el CGCODN, se tiende la mano a la Administración Pública, a las asociaciones y federaciones de pacientes con enfermedad celíaca, con el objetivo de aunar fuerzas y lograr el cumplimiento del reciente Protocolo para el diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca.
 
“Este Protocolo, publicado el año pasado por el Ministerio de Sanidad, refleja la importancia de derivar a los pacientes tras su diagnóstico a los dietistas-nutricionistas dado que la participación de estos profesionales es de gran importancia en el manejo de la enfermedad a largo plazo y ayuda a que los mismos sigan una dieta equilibrada, calibrada y nutricionalmente correcta. Así mismo, el abordaje multidisciplinar de la enfermedad garantiza una asistencia más individualizada. Por eso, es una necesidad de primer orden que estemos en la Sanidad Pública asegurando la equidad en salud de toda la población y de este colectivo en particular” concluye Luis Morán.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa