Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 10 de Abril 2012


Cádiz rinde homenaje a La Pepa


Cádiz es visita obligada en 2012. La ciudad andaluza celebra el bicentenario de La Pepa, la primera Carta Magna liberal de España y Europa, aprobada el 19 de marzo de 1812, día de San José. Los festejos, en homenaje a los valientes que lograron resistir al ejército francés de Napoleón, se prolongarán durante todo el año con espectáculos, cabalgatas, recreaciones históricas, conciertos y degustaciones gastronómicas. ¡Comenzamos el paseo por el Cádiz de La Pepa!


Cádiz rinde homenaje a La Pepa
Oratorio de San Felipe Neri
Es la primera parada en este paseo por 1812. En el interior de este templo, completamente rehabilitado para la ocasión, tuvieron lugar los acalorados debates de los diputados que, tras 1.478 sesiones, redactaron La Pepa. La primera sesión se celebró el 24 de febrero de 1811 y la última el 14 de septiembre de 1813.

Palacio de la Diputación Provincial
Fue el punto de partida del recorrido de proclamación de La Pepa. Ante él se realizó la primera lectura pública del texto constitucional. La actual Diputación Provincial fue Palacio de la Regencia durante el asedio de las tropas napoleónicas.

Plaza de España
El motivo de su construcción, a principios del siglo XX, fue albergar el Monumento a Las Cortes, Constitución y Sitio de Cádiz que se edificó para conmemorar el centenario de La Pepa en 1912. Dicho monumento es obra del arquitecto Modesto López Otero y el escultor Aniceto Mariñas y representa el hemiciclo parlamentario, con un pilar central de 32 metros de altura sobre el que se sostiene la Carta Magna.

Plaza de Argüelles
La plaza, que por aquel entonces se llamaba Plazuela del Pozo de las Nieves, se encuentra en el barrio de San Carlos y en ella vivió Don Agustín de Argüelles y Álvarez González, el encargado de redactar el Preámbulo de La Pepa. Argüelles contribuyó a la aprobación de las leyes sobre la libertad de imprenta y la abolición del tormento, además de promover la abolición de la esclavitud.

Murallas de San Carlos
La construcción militar es obra del ingeniero Antonio Hurtado y los edificios civiles que alberga en su interior se edificaron a instancias del gobernador Conde O’Reilly. Actualmente, se puede pasear por gran parte de las murallas y apreciar el horizonte de una parte de la Bahía de Cádiz.

Calle Ahumada
Aquí vivió Don José Mejía Lequerica, parlamentario natural de Quito (Ecuador), gran orador y hombre de importancia para La Pepa, que luchó a favor de la libertad de imprenta y en contra de la Inquisición. Murió en Cádiz, víctima de una epidemia de fiebre amarilla en 1813.

Iglesia del Carmen
En esta iglesia barroca, construida en los años centrales del siglo XVIII sobre la antigua ermita de la Bendición de Dios, se celebró el solemne Te Deum en acción de gracias por la feliz conclusión del texto constitucional.

Calle Bendición de Dios
En esta calle se encuentra la casa del diputado Moreno Montenegro y la Iglesia de Beato Diego José de Cádiz. Este último se puso al servicio de la fe y de la patria para plantar batalla a las ideas ilustradas y a sus propagadores. Fue beatificado en 1894 por el Papa León XIII.

Plaza del Mentidero
La planta de la plaza es triangular y en ella se construyó un humilladero que más tarde se denominaría Cruz de la Verdad. Alejada de las baterías francesas, fue el escenario elegido para leer por segunda vez el texto de La Pepa.

Cádiz rinde homenaje a La Pepa
Calle Veedor
En el número 3, un edificio dieciochesco profundamente remodelado a mediados del siglo XIX, con una alta torre mirador, vivió uno de los más ilustres personajes de este momento histórico: Sir Arthur C. Wellesley, duque de Wellington y de Ciudad Rodrigo, jefe de las tropas hispanoinglesas durante Las Cortes de Cádiz y una persona muy querida en la ciudad.

Casino Gaditano
Esta construcción de origen barroco reformada con estilo isabelino por Juan de la Vega a mediados del siglo XIX fue residencia de una importante familia gaditana, los Istúriz, uno de cuyos miembros, Don Tomás, fue promotor de la Junta de Gobierno de la Defensa de Cádiz y posteriormente diputado.

Café Apolo
Las tertulias en este café, bautizado popularmente como “Las Cortes Chicas”, contaban con la presencia de hombres ilustres, como Nicasio Gallego, Quintana, Toreno, Argüelles o Gorasarri, e importantes mujeres de la época, como la Marquesa de Pentejos, Margarita López Morla o Francisca Larrea, que discutían e intercambiaban opiniones de política.

Nota







rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter