Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Domingo, 10 de Octubre 2010


Banca on-line, cómoda y segura


Sólo necesita un ordenador y conexión a Internet para acceder a la banca online y realizar desde una transferencia hasta simular los beneficios que le generarían diferentes fondos de inversión. Y lo mejor de todo es que puede gestionar sus ahorros un sábado por la tarde, desde el salón de su casa, y con plena garantía de seguridad. Ahora bien, el principal escollo al que se enfrenta la banca online frente a la tradicional es la intranquilidad que sienten los clientes de que la operación que están realizando se encuentra exenta de riesgos. A continuación, le exponemos las ventajas e inconvenientes de la banca online y qué la convierte en una entidad fiable, donde sus ahorros e inversiones están seguros.


Banca on-line, cómoda y segura
La banca online se está convirtiendo en el gran desafío de las entidades tradicionales. Internet permite a los usuarios realizar todo tipo de operaciones financieras sin necesidad de acudir a la oficina física, como transferir fondos, obtener estados de cuentas, solicitar créditos, bloquear tarjetas de crédito, etc. Algunos de los principales bancos online que operan en nuestro país son: ActivoBank (Banco Sabadell), Bancopopular-e (Banco Popular), Uno-e (BBVA), Openbank (Grupo Santander), iBanesto (Banesto-Grupo Santander), Oficinadirecta.com (Banco Pastor) e ING Direct.

Estas entidades online ofrecen una serie de ventajas a los usuarios, entre las que destacan: comodidad, inmediatez, servicios 24 horas al día 7 días a la semana, facilidad de acceso, ahorro en costes respecto a la banca tradicional, lo que repercute en el cliente, transparencia en la información y amplía oferta de productos y servicios personalizados. Y para los bancos online también representa una oportunidad de expansión del negocio y un mejor aprovechamiento de sus recursos. Pero no debemos ver a estas entidades como una amenaza a la banca tradicional, sino como la consolidación de un nuevo canal financiero complementario.

No obstante, existen inconvenientes que, en ocasiones, alejan a los clientes potenciales de la banca online. La principal preocupación es la seguridad de las operaciones, así como que la información personal y confidencial no sea difundida. La escasa comunicación entre cliente y entidad, así como la intangibilidad de la oficina física, provoca también cierta desconfianza. En el caso de las personas mayores, otro problema al que tienen que enfrentarse es el limitado conocimiento del uso de las nuevas tecnologías e Internet.

Cuestiones clave antes de decidirse
Según un estudio sobre banca online realizado por Consumer Eroski, existen una serie de elementos esenciales que debemos analizar antes de depositar nuestros ahorros con total confianza y garantía. Así, para los técnicos de Consumer Eroski, el banco online perfecto debe cumplir los siguientes requisitos:

• Información fiable y actualizada que incluya, al menos, la dirección física de la empresa, número de teléfono, fax, correo electrónico y/o cualquier otra forma de contacto.

• Servicio de atención al cliente con personal cualificado capaz de solventar cualquier duda. Por ejemplo, el usuario debe conocer quién le atiende y el coste de la llamada.

• Un servicio accesible para todos (versión para discapacitados) y adaptado a las distintas plataformas (Windows, Macintosh o Linux) y navegadores (Internet Explorer, Firefox).

• Página web de fácil manejo, incluso para personas no habituadas al uso de Internet, como es el caso de algunas personas mayores. Las operaciones deben ser sencillas de ejecutar e ir acompañadas de información clara sobre su mecanismo y permitiendo la confirmación de los datos de la operación.

• Cumplir con el protocolo de seguridad para la transmisión de datos y dejar claramente visible ante el usuario que se cumple.

Lo que resulta evidente es que cada vez más personas valoran las ventajas que ofrece la banca online y aumenta la confianza en las operaciones que pueden realizarse. De ahí, la cantidad de productos financieros que ofertan, a unas condiciones difíciles de igualar por la banca tradicional.

Banca on-line, cómoda y segura

Ningún banco solicita datos por correo electrónico


En los últimos tiempos, se han detectado múltiples fraudes conocidos como "phishing", creados con el fin robar datos para adquirir información confidencial de forma fraudulenta. Los estafadores, conocidos como "phisher", se hacen pasar por una persona o empresa de confianza y utilizan cualquier pretexto: un error informático, cambio de sistema o caducidad de las claves, para solicitar por correo electrónico (o a través de una llamada telefónica) datos personales o contraseñas de acceso, mediante un mensaje difícil de distinguir de una comunicación bancaria legítima, que enlaza a una página falsa. Por eso, recuerde: ningún banco solicita datos por email o teléfono, así que no facilite las claves a nadie, ni tan siquiera al personal del propio banco.

Quizá ésta sea una de las recomendaciones de uso más importantes a tener en cuenta. Aunque hay otras:

• Para salir de su banco online, no basta con cerrar el navegador. Hay que utilizar la opción desconectar que ofrecen las webs, de forma que nuestros datos no queden expuestos.

• Si entra a su banco online desde un ordenador compartido, asegúrese de que está desactivada la opción "recordar contraseña" del navegador. También conviene borrar la caché (memoria interna) del ordenador al abandonarlo y certificar que no hay programas que guardan copias de las páginas visitadas.

• Si la dirección de la página web (URL) que aparece en la barra de navegación comienza por "https" puede respirar tranquilo, está accediendo a un entorno seguro. También en la barra de estado del navegador (en la parte de abajo del monitor) debe verse un candado cerrado, que indica que el protocolo utilizado para el envío de información es seguro.


Cláusulas de especial importancia

1. Responsabilidad en caso de robo (cuando alguien ajeno opera en la cuenta virtual): algunos bancos se eximen de esta responsabilidad al entender que sus medios de seguridad son inquebrantables.

2. Cobro de correo: algunos bancos cobran por los justificantes emitidos por correo ordinario, aunque normalmente ofrecen la opción del correo electrónico para evitar gastos al usuario.

3. Posibilidad de abonos: para limitar el acceso a las oficinas, algunos bancos restringen en los productos online la posibilidad de realizar abonos (ingresos en efectivo por personas no titulares de la cuenta).

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa