Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 3 de Agosto 2018


Bajar la presión arterial reduce el riesgo de deterioro cognitivo leve



Bajar la presión arterial es beneficioso no sólo para el corazón, sino también para la mente. Por primera vez, los investigadores han demostrado que al reducir la presión arterial sistólica a 120 mmHg o menos, se reduce el riesgo de deterioro cognitivo leve, que a su vez reduce el riesgo de desarrollar alzhéimer o demencia.

Los hallazgos fueron el resultado del Estudio de Intervención de la Presión Arterial Sistólica (SPRINT, por sus siglas en inglés) en la Memoria y la Cognición en la Disminución de la Hipertensión (MIND). Los resultados preliminares del estudio SPRINT MIND fueron presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzhéimer.

Los resultados preliminares del ensayo, en el que la Universidad de Alabama en Birmingham y la Facultad de Medicina de la UAB jugaron importantes roles clínicos y de liderazgo, es la primera vez que se ha demostrado que el riesgo de deterioro cognitivo leve y demencia puede reducirse a tratamiento de la presión arterial

"Anteriormente, descubrimos que tratar la presión arterial de forma intensiva, con un objetivo de 120 mmHg sistólica, reduce los eventos cardiovasculares y la mortalidad en personas con hipertensión", dijo Virginia Wadley Bradley, profesora de medicina en la División de Gerontología, Geriatría y Cuidados Paliativos, y colíder del Comité que supervisó el ensayo SPRINT MIND.

"Ahora los resultados preliminares de SPRINT MIND muestran que el tratamiento de la presión arterial sistólica para este objetivo es mejor para el cerebro también. Los participantes en el grupo de tratamiento intensivo (objetivo 120 mmHg) tenían un 19 % menor riesgo de deterioro cognitivo leve (DCL), que a menudo es un precursor de la demencia, que los participantes en el grupo de tratamiento estándar con un objetivo de presión arterial sistólica de 140 mmHg ".

Los investigadores también descubrieron que tratar la hipertensión reduciendo la presión arterial sistólica a 120 mmHg reduce el volumen total de lesiones de la sustancia blanca en el cerebro.

Los resultados del estudio SPRINT, publicado en 2015, revelaron que los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares, el síndrome coronario agudo, la insuficiencia cardiaca y la muerte por causas cardiovasculares se redujeron en casi un tercio y el riesgo de muerte se redujo en casi un cuarto en participantes asignados al azar a un objetivo de presión arterial sistólica de 120 mmHg en comparación con los asignados al azar al objetivo habitual de 140 mmHg. Más de 9.300 participantes de 50 años o más con presión arterial alta se asignaron al ensayo.

La UAB ha participado en el ensayo SPRINT desde que comenzó en 2010, cuando fue seleccionado por el NIH como uno de los cinco centros para reclutar y dirigir los 100 centros médicos y clínicas que participan en el ensayo en los Estados Unidos y Puerto Rico.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter