Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 12 de Diciembre 2018


Amantes del Camino



Caminar es una de las actividades físicas más saludables. Por eso, Meritene puso en marcha la iniciativa Amantes del Camino para demostrar que, si tenemos energía y vitalidad, podemos realizar actividad física diaria con un sobresfuerzo añadido. Y qué mejor reto para mantener el cuerpo y la mente en forma que realizar el Camino de Santiago.

Caminar, al menos, 10.000 pasos diarios contribuye a mantener una vida activa y, por consiguiente, a sentirnos mejor. Sólo necesitamos que nuestro cuerpo responda, pero a partir de los 50 años el metabolismo sufre cambios que debemos combatir, como la pérdida de masa muscular y el deterioro de los huesos. Por eso, debemos tener muy presente que las proteínas ayudan a mantener la masa muscular; el calcio y la vitamina D permiten conservar los huesos fuertes y disminuyen el riesgo de desarrollar osteoporosis; y la vitamina B, el magnesio y el hierro contribuyen a reducir el cansancio y la fatiga.

Todos estos nutrientes se encuentran en las soluciones de Meritene Fuerza y Vitalidad, que eligió el Camino de Santiago, una actividad física más exigente de lo habitual, para demostrar que si unimos el esfuerzo físico a una correcta nutrición podemos superar el reto con éxito. 

Así nació Amantes del Camino, una iniciativa en la que ocho personas mayores de 50 años aceptaron el reto de caminar más de 100 kilómetros. Pero no hicieron el Camino de Santiago solos, ya que un equipo de apoyo estuvo a su lado en todo momento: Juanma Paz y Ángela San Martín, de Scope; Elsa Belicha y Marina Pérez, de RedCo, y María Matachana y Montserrat Alonso, de Meritene. Los coaches Fernando Sánchez y Constanza Lucadamo, de Nestlé Health Science, también acompañaron a estos ocho valientes aventureros. Y, como no podía ser de otra manera, SENIOR 50 se sumó al reto.

El Camino arrancó en Sarria, en el Monasterio de la Magdalena, a poco más de 100 kilómetros de Santiago, distancia mínima imprescindible para conseguir la Compostela. Antes de comenzar, recogimos la credencial que tuvimos que ir sellando durante el camino, al menos, dos veces al día. En total, completamos seis etapas que sumaron 115 kilómetros. 

Para poder superar con éxito cada una de las seis etapas de los Amantes del Camino, nos levantamos temprano y disfrutamos de un buen desayuno, en el que se incluía Meritene. Antes de partir, hacíamos acopio de agua, barritas de cereales, frutos secos y chocolate. El equipo de apoyo se encargaba de llevar nuestro equipaje.  

Las etapas se resumen en: 22 kilómetros que unen Sarria con Portomarín, 24 kilómetros a Palas de Rei con bastantes zonas asfaltadas, 15 kilómetros pasando por las parroquias de Melide, 14 kilómetros hasta llegar a la zona del queso de Arzúa, 19 kilómetros hasta alcanzar O Pedrouzo y, ya con el ritmo cardiaco acelerado, afrontamos los 21 kilómetros que nos llevaron a la Plaza del Obradoiro.

Los protagonistas
➺ Toño del Río Sacristán
Este periodista del Diario de La Rioja asegura que hacer “el Camino es enfrentarse a un reto personal en cuanto al esfuerzo físico y también espiritual. Además, caminar junto a personas que no conoces es un descubrimiento”.

➺ Pascual Fuentes
A sus 63 años, este barcelonés de carácter abierto y muy comunicativo, señala que no ha hecho ninguna preparación especial, “solamente soy una persona que practica deporte habitualmente; tengo fuerzas y recursos para llegar perfectamente”.

➺ Ana Santos
Esta profesora de Educación Física afirma que “es un reto saber que con 58 años puedo hacer 25 kilómetros un día, 20 kilómetros al día siguiente y seguir con la misma energía. Los años son sólo un número”.

➺ María José Sánchez
Maestra de 57 años, muy activa y aficionada a practicar body balance. En su opinión, “estar en contacto con la naturaleza e ir andando a todas partes sin necesitar coger el coche es una experiencia que hay que vivir”.

➺ José Gabriel Pinacho y su mujer María José
“El Camino es como la vida, esfuerzo, trabajo, lucha, entrega y, al final, la satisfacción de llegar”, explica José Gabriel a sus 58 años.

➺ Mari Carmen Fernández
La etapa de Arzúa a Pedrouzo le dejó molestias en su tendón de Aquiles. Sobre Meritene Fuerza y Vitalidad comenta: “Lo he probado y da vitalidad, ya que el aporte proteico que tiene nos viene bien cuando hacemos ejercicio. La proteína es necesaria, es el combustible que vas soltando poco a poco”.

➺ Ana García
Natural de Plasencia y vecina de Sevilla, la más veterana de todos: 82 años. El Camino invita a la reflexión: “Necesitamos muchas cosas para vivir y, sin embargo, aquí con un poquito de agua, un plátano, frutos secos, la mochila y los bastones, lo tienes todo”.

➺ Manuela García
Jubilada de 66 años, nacida en Plasencia, pero vive en Córdoba, donde acuda al gimnasio a diario: “Sigo un programa de actividad física para mover todos los músculos. También hago yoga y ando”.

➺ Fernando Sánchez 
De ideas claras y objetivo definido, Fernando, el coach, es un verdadero motivador: “Se puede más de cabeza que de cuerpo; y cuando crees que no puedes, si quieres puedes”. 

➺ Constanza Lucadamo 
También es coach y fue un gran apoyo para Ana. Con el Camino aprendió que “los límites físicos siempre son superables”.

Por Felipe Ribagorda


Nota



Artículos relacionados

Vacaciones activas - 09/10/2018

Talleres de memoria - 06/08/2018

1 2 3 4 5 » ... 9





rollover css e imágenes

Escuchar último programa




Subscripción al newsletter