Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Domingo, 27 de Marzo 2011


A partir de los 50 revisa tu salud


Aunque es importante cuidarse a cualquier edad, es cierto que los 50 años centran todas las miras en cuanto a salud se refiere. Y es lógico, porque en el hombre, y especialmente en la mujer, a partir de esta edad tienen lugar importantes cambios biológicos que nos hacen más susceptibles de desarrollar ciertas enfermedades. Es por esta razón por la que los protocolos médicos aconsejan realizar ciertas pruebas médicas de forma rutinaria. A continuación, te explicamos las más recomendadas.


A partir de los 50 revisa tu salud
Las pruebas diagnósticas son recursos médicos de carácter técnico que permiten comprobar si existe algún problema de salud. Pero no sólo son útiles para la curación y confirmación del mejor tratamiento, sino que son prácticas desde el punto de vista de la prevención. En este sentido, los profesionales sanitarios aconsejan visitar al médico, sobre todo a partir de los 50 años, con el fin de que le indique las pruebas diagnósticas que debe realizarse de manera periódica para evitar algunas patologías que se desarrollan con frecuencia a partir de estas edades. Aunque son los especialistas los que deben recomendar las técnicas más oportunas según cada caso particular, hay algunas imprescindibles:

Mamografía 
Según explica el doctor Luis Mercé, ginecólogo y director general del Centro Nacional de Ecografía en Ginecología y Obstetricia (CENEGO), la mamografía "es la prueba más importante en la mujer a partir de los 50 años, porque de los 50 a los 60 hay un pico de cáncer de mama, el más frecuente en las mujeres occidentales", que debe ser controlado. Esta técnica de imagen que utiliza los rayos X (del mismo modo, que la radiografía) logra identificar lesiones tumorales de pequeño tamaño antes de que puedan palparse, lo que permite detectarlo a tiempo y conseguir mejores resultados con los tratamientos menos dañinos. Por eso, los expertos aseguran que, en la mujer, es obligatoria la mamografía anual a partir de esta edad. Además, insisten en que es una prueba segura y fiable.

Asimismo, el doctor Mercé admite que puede complementarse con otras técnicas como la ecografía o la resonancia magnética. Estas técnicas suelen utilizarse cuando las mamas son muy densas (ecografía) o cuando la mujer lleva prótesis (resonancia magnética). El empleo de estas dos otras pruebas también permite al médico valorar la lesión en mayor profundidad. Citología Otra prueb

A partir de los 50 revisa tu salud
Citología 
Otra prueba que deben realizarse todas las mujeres a partir de los 20-25 años, pero que cobra gran importancia a partir de los 50 es la citología. Este estudio clínico consiste en tomar muestras de células del cuello uterino con un espéculo (instrumento parecido a una espátula) para analizarlas bajo el microscopio. Su capacidad para detectar lesiones precancerosas es del 90 por ciento, por lo que se considera una herramienta fundamental para prevenir y diagnosticar el cáncer de cuello de útero.
Según el doctor Mercé, esta prueba debe realizarse cada año, mientras el médico no especifique lo contrario.   

Una técnica complementaria a la citología es el test del virus del papiloma humano. Su objetivo fundamental, al igual que el de la citología, se centra en detectar el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Mediante esta prueba se puede conocer si la mujer presenta virus; qué tipo es, lo que influye en el mayor o menor riesgo de tener cáncer de cuello del útero; y si los virus están activos o en reposo. Para este test se necesita analizar las células del cuello del útero, que se extraerán del mismo modo que en la citología.    

Colonoscopiaa 
 
Cada año se diagnostican más de 25.000 nuevos casos de cáncer de colon, una cifra alarmante que puede disminuir si se descubre a tiempo. El inconveniente está en que es una enfermedad que no muestra sus síntomas hasta que no está muy avanzada y, por lo tanto, resulta difícil de controlar. Para conseguirlo, los especialistas recomiendan a aquellas personas que tengan mayor riesgo hacerse revisiones rutinarias. Entre esta población, se encuentran los hombres y mujeres a partir de los 50 años, que deberían hacerse una colonoscopia: examen interno del colon (intestino grueso) y el recto para el que se emplea un colonoscopio. Este instrumento, que se inserta a través del ano, tiene una pequeña cámara adherida a una sonda flexible que posibilita observar el colon en toda su extensión. En principio, si todo está correcto no se deberá hacer otro examen hasta los diez años siguientes. 

Screening de cáncer de próstata 
El cáncer de próstata es un tumor que tiene una incidencia similar al de mama en la mujer. Uno de cada diez hombres va a ser diagnosticado de cáncer de próstata a lo largo de su vida. El varón tiene que ser consciente de la importancia de hacerse revisiones y acudir al urólogo.

La Asociación Española de Urología (AEU) recomienda un examen prostático a partir de los 50 años para la detección precoz de estos tumores.

Las dos pruebas que ponen al urólogo sobre la pista de un posible tumor prostático son la palpación de la próstata a través del tacto rectal y la determinación del antígeno prostático en sangre (PSA), prueba que consiste en un simple análisis de sangre. Según el doctor Humberto Villavicencio, presidente de la AEU, "es innegable que el PSA ha cambiado totalmente el pronóstico de este tumor. Hace 20 años la mayor parte no podían curarse y, en la actualidad, es posible abordar con éxito la mayoría de ellos".

Densitometría
gada de la menopausia, los niveles de estrógenos (hormonas sexuales femeninas) descienden y una de las consecuencias es la pérdida de masa ósea progresiva, que puede desembocar en el desarrollo de osteoporosis. Es por esto que a la mujer, a partir de este momento, se le recomienda una densitometría, que consiste en una prueba de imagen a través de la utilización de rayos X de baja energía que determina la densidad mineral del hueso. Es segura, indolora y no invasiva. Su finalidad en prevención es valorar el índice de masa ósea inicial para ver si la persona presenta riesgo, así como si se está produciendo una rápida pérdida de masa mineral. Aunque las mujeres son las principales afectadas, cada vez hay más hombres con osteoporosis que tendrán que realizarse esta prueba.

Pruebas eficaces y seguras                                                                    

La Sociedad Española de Protección Radiológica (SEPR), junto con otras sociedades científicas y organismos implicados, está trabajando para que la población disponga de información clara y suficiente acerca de la necesidad de que las pruebas con radiaciones ionizantes se realicen bajo los principios de protección radiológica, y que no se produzcan situaciones en las que el propio paciente solicite que se le hagan pruebas que no están justificadas. La presidente de la SEPR, María Luisa España, lo expone del siguiente modo: "La protección radiológica en las exposiciones médicas diagnósticas y en programas de cribado está regulada en la legislación española para garantizar que se cumplen los principios de protección radiológica de justificación y optimización". En su opinión, no se pueden realizar procedimientos clínicos con radiaciones ionizantes que no estén justificados, bien por el médico que los prescribe o por el médico especialista, y la dosis de radiación debe ser la mínima compatible con una imagen apta para el diagnóstico. "Debemos ser conscientes de que todos los esfuerzos en mejorar la tecnología y los protocolos pueden ser baldíos si la población no está concienciada de la necesidad de que estas pruebas estén debidamente justificadas", concluye esta experta.


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.





rollover css e imágenes

Escuchar último programa