Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 10 de Noviembre 2016


A partir de los 50 ¡Cuidado con la degeneración macular!



Con el paso de los años es inevitable la aparición de ciertas patologías que pueden empeorar nuestra calidad de vida, en mayor o menor medida. Una de ellas es la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), enfermedad de tipo degenerativo que, como su propio nombre indica, está fuertemente vinculada al transcurso del tiempo. Su principal consecuencia es la pérdida de visión e incluso la ceguera legal y, aunque poco se puede hacer para prevenirla, sí es importante detectarla cuanto antes para frenar su evolución. Te explicamos cómo.

La DMAE se ha convertido en una de las patologías visuales más preocupantes, tanto por su prevalencia como por sus consecuencias. Se trata de una enfermedad de tipo degenerativo producida por el envejecimiento progresivo de la zona central de la retina, llamada mácula, como consecuencia de la edad. 

La retina es la parte sensible del ojo y la capa que permite captar las imágenes. Por su parte, la mácula representa sólo una pequeña área de la retina, pero “es la unidad súper especializada que consigue la visión de detalle, de los colores, en resumen, la visión importante”, sostiene el presidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV) y director médico de Vissum, José María Ruiz Moreno. Este experto explica que el resto de la retina (retina periférica) proporciona la visión de los bultos, pero la que centra el detalle y permite realizar actividades cotidianas como leer, enhebrar una aguja, cortar algún objeto, etc. es la mácula. Por tanto, el deterioro de estas capas de la retina puede acarrear importantes inconvenientes en el día a día para las personas que lo sufren. Por no hablar de que, además de la pérdida de visión, la degeneración macular es la causa más común de ceguera legal en nuestro país.

Actualmente, la DMAE afecta a unas 750.000 personas en España, la mayoría de ellas mayores de 50 años, pues es la población con mayor probabilidad de padecerla. Asimismo, los expertos aseguran que más de tres millones de personas están en riesgo de sufrirla en los próximos años debido a que vivimos más. A este respecto, el doctor Ruiz Moreno indica: “Al ser una alteración relacionada con el envejecimiento, a medida que mejora la esperanza de vida está aumentando muchísimo la prevalencia”.

Principales factores de riesgo
El presidente de la SERV aclara que, en la DMAE, existen tres factores de riesgo conocidos: la edad, la carga genética y el tabaquismo. Es una evidencia que esta alteración ocular comienza a desarrollarse a partir de los 50 o 55 años. Asimismo, es incuestionable la importancia de los genes en su aparición; hay estudios que constatan que las probabilidades de desarrollar DMAE en personas con algunas alteraciones genéticas se multiplica hasta por un 50 % con respecto a la población de la misma edad. 

Igualmente, este especialista subraya la importancia de actuar contra el tabaquismo, que sí es un factor modificable: “Hay que dejar de fumar de manera absoluta para prevenir esta enfermedad, ya que en las personas fumadoras la DMAE aparece con más frecuencia, es más agresiva y responde peor al tratamiento”. Además, hace hincapié en la necesidad de realizarse revisiones oftalmológicas preventivas, especialmente en personas de mayor riesgo, de manera más periódica y aunque no se tengan molestias, a partir de los 50 años, con el fin de descartar esta enfermedad o cualquier otra patología ocular. 
 

Signos de alerta
Existen dos formas de degeneración macular: la atrófica o seca y la exudativa o húmeda. La degeneración macular asociada a la edad tipo húmeda origina pérdida visual rápida, un signo bastante evidente, y suele comenzar en un solo ojo, con lo cual la persona puede que no sea consciente hasta que no se produce un cambio relevante en su visión, pues el ojo sano suplirá el defecto, y esto puede retrasar el diagnóstico. La forma seca, de inicio, suele ser bilateral y progresar más lentamente.
 
Según el doctor Ruiz Moreno, el síntoma más común cuando se produce DMAEes la deformación de las imágenes. Es decir, las líneas rectas se ven torcidas y los objetos borrosos. También es posible que aparezca una mancha oscura en el centro del campo de visión, que cada vez se va haciendo más intensa y nos hace perder visión. Ante estos síntomas es aconsejable pedir cita en el oftalmólogo para que evalúe y diagnostique si existe alguna alteración.
La DMAE es la causa principal de la pérdida de visión en las personas mayores y la causa más común de ceguera legal en España

¿Existe tratamiento?
En la forma atrófica de la DMAE se produce un adelgazamiento del tejido, es decir, de las capas profundas de la retina, lo que provoca que deje de funcionar correctamente. Por su parte, la exudativa se caracteriza por el crecimiento de unos neovasos desde la coroides debajo de la retina que pueden provocar edemas, salidas de líquido y hemorragias y destruyen los fotorreceptores, que son las células sensibles.

En los casos de DMAE atrófica o seca, la pérdida de visión suele ser gradual, pero la velocidad a la que avanza puede variar notablemente de unas personas a otras, por lo que es fundamental que se detecte cuanto antes y se hagan revisiones de manera constante. Además, algunos casos pueden derivar en una DMAE húmeda. Otro inconveniente es que, actualmente, carece de tratamiento. De hecho, en oftalmología es un reto encontrar un tratamiento que retrase la progresión de la DMAE atrófica. El doctor Ruiz Moreno adelanta que se está estudiando un medicamento que se espera que sea eficaz. 

Por el contrario, la húmeda es más grave y puede causar más daño a la visión central, sin embargo, puede tratarse. El tratamiento “consiste en inyecciones de medicamentos, llamados antiangiogénicos, que se pinchan en el globo ocular y que logran frenar el desarrollo de la enfermedad, y en muchos casos incluso recuperan visión”, afirma el director médico de Vissum


Por Carmen Moreno


Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






rollover css e imágenes

Escuchar último programa