Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Jueves, 12 de Octubre 2017


Un informe avala los resultados positivos de los programas de envejecimiento activo



Galicia está inmersa en un proceso de envejecimiento demográfico que en los próximos años significará un incremento del número de personas mayores y de su peso relativo. Así, 30 de cada 100 gallegos tienen hoy más de 60 años y en el año 2031 representarán el 39 % de la población.

El concepto de envejecimiento activo nace como una estrategia común a nivel mundial para afrontar este fenómeno demográfico. Desde un punto de vista individual, incrementa la satisfacción vital, el bienestar psicológico y la calidad de vida, e indirectamente contribuye a una disminución de los problemas de salud física y psicológica.

Teniendo en cuenta que el envejecimiento activo es una prioridad estratégica para Afundación y que desarrolla un amplio abanico de actividades en este ámbito, la entidad y la Universidad de Santiago han realizado un estudio para medir la eficacia de las mismas.

El informe concluye que las personas que participan en los programas de envejecimiento activo muestran niveles significativamente mejores, tanto en la salud global como en la participación y la contribución social en relación a otras personas de la misma edad, igualmente autónomas e independientes, pero que no participan en actividades.
 
El estudio se ha realizado gracias a una nueva herramienta diseñada por la Universidad de Santiago, el Índice Personal de Envejecimiento Activo (IPEA USC), la primera en el mundo que permite evaluar y cuantificar el nivel de envejecimiento activo particular de cada individuo, ya que hasta ahora sólo existían índice válidos para estudiar su incidencia sobre la población en general en distintos territorios.

El equipo de trabajo de la USC realizó un total de 391 entrevistas a personas mayores de 55 años divididas en dos grupos: socios que acuden a programas de envejecimiento activo y personas que no participan en ningún tipo de actividades de estas características. Para evaluar el impacto se tuvieron en cuenta las dos dimensiones que componen el envejecimiento activo a nivel personal, la participación global (que se refiere al empleo, la participación social, la formación continua, el uso de TIC y el ocio) y la salud integral (que incluye la salud física, funcional, cognitiva, el estado afectivo y el estado social).

La conclusión es que los participantes en estos programas tienen un nivel de envejecimiento activo elevado, de 0,71 sobre 1, diez puntos más que los que no participan, lo que probaría su eficacia.

En general, las personas que realizan actividades diseñadas especialmente para promover un envejecimiento activo tienen un estado de salud que supera en seis puntos a los que no siguen estos programas: tienen menos enfermedades y síntomas físicos, mayor satisfacción con su estado de salud, mejor funcionamiento cognitivo y están más activos mentalmente, tienen un mejor estado afectivo y una mayor frecuencia de sentimientos positivos.

Respecto a su participación global, la diferencia en los índices se eleva hasta 14 puntos como media. Así, los usuarios de estos programas participan más en la sociedad y generan más contribución social, usan más frecuentemente las TIC y tienen un ocio más amplio y estimulante.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa