Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 24 de Enero 2017


Un estudio advierte de que no hay soluciones mágicas al problema de las pensiones



La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha publicado un trabajo de José Ignacio Conde Ruiz en el que se revisan algunas propuestas frecuentemente ofrecidas como solución al problema de la sostenibilidad financiera de nuestro sistema de pensiones. El autor concluye que ninguna de estas medidas puede evitar que la generosidad del sistema de pensiones, medida por su tasa de sustitución (el ratio entre la pensión media y el salario medio), se reduzca significativamente en el futuro y defiende la adopción de un modelo de cuentas nocionales como forma más equitativa de asegurar la sostenibilidad del sistema.
 
De acuerdo con las previsiones demográficas del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de dependencia de mayores (definida como el ratio entre la población en edad de jubilación y la población en edad de trabajar) se duplicará en las próximas décadas. Esto hará necesario reducir a la mitad la tasa de sustitución del sistema de pensiones para mantener el gasto a un nivel no muy superior al de los ingresos por cotizaciones sociales. Dada la magnitud del ajuste necesario, las soluciones propuestas serían insuficientes para valores alcanzables de los parámetros de interés. Así, alcanzar el pleno empleo tan sólo compensaría, aproximadamente, una quinta parte de los efectos del envejecimiento demográfico.
 
En cuanto al crecimiento de los salarios (y de la productividad), ha de tenerse en cuenta que este factor no sólo afecta a los ingresos del sistema, sino también a las pensiones futuras, con lo que las posibles mejoras, además de modestas para valores realistas de las tasas de crecimiento de la productividad, serían en buena medida sólo transitorias. Por otra parte, hay que observar que este factor contribuirá a mejorar la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones sólo en la medida en que se traduzca en caídas en la tasa de sustitución.
 
Proteger las pensiones frente a la inflación (deshaciendo así el núcleo de la reforma de 2013) generaría un desfase entre ingresos y gastos superior a siete puntos de Productos Interior Bruto (PIB) en unas décadas. Por lo tanto, no es posible restaurar la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones únicamente aumentando las cotizaciones o los impuestos generales. Esta última vía, además, rompería el principio de contributividad que se pretende preservar.
 
Dado que la tasa de sustitución de las pensiones tendrá que disminuir, el debate sobre la reforma del sistema de pensiones debería centrarse en identificar aquellas medidas dirigidas a aminorar dicha disminución y a distribuirla equitativamente, tanto entre las generaciones actuales y futuras de pensionistas como entre los integrantes de cada generación. Para ello, una vía de reforma que se considera especialmente eficaz es la transición hacia un sistema de pensiones de reparto de cuentas nocionales y de contribución definida.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa