Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 5 de Septiembre 2016


¿Qué es el síndrome o depresión posvacacional?



El síndrome o depresión posvacacional es la sensación de falta de energía, de motivación o la tristeza que se genera en algunos trabajadores al reincorporarse al trabajo después de un período de vacaciones. Se trata de una ruptura en el proceso de adaptación o transición entre el tiempo de ocio y descanso generado por las vacaciones y la vuelta a la rutina laboral.
 
En este proceso el entorno adquiere un papel protagonista, tal y como apunta Nekane Rodríguez de Galarza, directora de Lee Hecht Harrison: “Los entornos de negatividad en el trabajo, en los que se realizan tareas repetitivas o en los que aparecen jefes poco motivadores, suelen provocar una mayor sensación de desánimo a la vuelta de vacaciones”.
 
En España, se calcula que 1 de cada 3 trabajadores está sufriendo o sufrirá el síndrome posvacacional al reincorporarse a la vida laboral. Además, una parte importante de ese 68,7 % restante padecerá un cuadro de fatiga o estrés que, aunque no llegue a considerarse crisis posvacacional, sí estará directamente vinculado al cambio de estado entre esos días en los que apenas se tienen responsabilidades y aquellos en los que vuelve el orden y la rutina. Este es un fenómeno habitual en países con largos periodos vacacionales, como es el caso de España, donde el grueso del descanso se concentra fundamentalmente en los meses de verano.
 
El principal síntoma de este síndrome postvacacional es la apatía, seguida por el cansancio o la falta de energía y de concentración para realizar las tareas. En otras personas se puede manifestar mediante otras señales como el trastorno del sueño, el nerviosismo, el estrés o la tristeza. Incluso, en casos más extremos, el trabajador afectado por el síndrome posvacacional puede experimentar ansiedad, dolor de cabeza e, incluso, malestar general.
 
Siendo estos los principales síntomas, cada persona puede experimentar esta dolencia de una forma diferente. Lo que la caracteriza es su momento de aparición: tras un período vacacional o de descanso continuado. La duración habitual del síndrome es de 15 días.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa