Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Viernes, 7 de Octubre 2016


La AEDV informa sobre los problemas dermatológicos a partir de los 50



La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) quiere informar sobre los problemas dermatológicos a partir de los 50. Su objetivo es dar a conocer las afecciones más frecuentes que pueden padecer estas personas y cómo remediarlas, ya que es muy importante adquirir hábitos saludables para tener una piel sana todo el año. Así, con estas pautas que recomienda el doctor Manuel Ginarte, miembro de la AEDV, se evitarán posibles problemas y tendremos una piel cuidada.
 
El doctor Ginarte explica que la piel sufre un envejecimiento fisiológico asociado a la edad (cronoenvejcimiento) y otro asociado a la exposición solar según nuestros hábitos de vida pasados (fotoenvejecimiento). Otros factores, como el tabaquismo o la contaminación, también pueden influir en el envejecimiento de la piel. Esto provoca diversos cambios en la estructura y función de la piel que se traducen en la aparición de lesiones benignas, a veces de carácter sólo cosmético, pero otras conllevan molestias y disminuyen la calidad de vida de las personas.
 
Entre estos cambios se incluyen el adelgazamiento y sequedad cutáneas, picor, queratosis seborreicas, léntigos, angiomas y otras alteraciones secundarias a problemas vasculares. Además, algunas de estas alteraciones benignas pueden sufrir complicaciones (infecciones, sangrado, etc.). De este modo, no se deben subestimar los signos cutáneos de envejecimiento, pues hay estudios que demuestran que esos signos llevan aparejados una disminución de la autoestima de los pacientes.
 
Además de las lesiones benignas, con el envejecimiento aumenta el riesgo de sufrir un cáncer de piel, especialmente el CCNM (cáncer cutáneo no melanoma, fundamentalmente el basocelular y el espinocelular). Se calcula que una de cada cinco personas de raza blanca tendrá un cáncer de piel a lo largo de su vida. Esa incidencia aumenta sobre todo a partir de los 60 años, dependiendo del fototipo y de la historia previa de exposición solar.
 
En España, se ha calculado una incidencia anual de CCNM de 150 casos por cada 100.000 habitantes y la mayoría de estas personas tienen más de 60 años. Más frecuentes aún son las queratosis actínicas, precursores del CCNM, cuyo abordaje precoz previene el desarrollo de ese CCNM y cuya incidencia multiplica por diez a la del CCNM.
 
Otros problemas asociados a la edad:
  • Dificultad para la autoexploración.
  • Dificultad para realizar cuidados elementales (higiene, hidratación).
  • Problemas para aplicarse los tratamientos tópicos por limitación de la movilidad.
  • Problemas para comprender tratamientos complejos.
  • Interacciones medicamentosas en personas plurimedicadas.
 
Además del diagnóstico y del tratamiento de todas las alteraciones cutáneas, se hace hincapié en diversas medidas de prevención primaria y secundaria. Es el caso de una higiene adecuada, evitando productos irritantes, insistir en el cuidado de los pies y recomendar el examen periódico de la totalidad de la piel para detectar precozmente lesiones premalignas o malignas, bien por parte del propio paciente o cuando esto no sea posible por personal sanitario o cuidadores.
 
El mantenimiento de una piel sana y las medidas preventivas aumentan la calidad de vida de las personas mayores y disminuye la incidencia de complicaciones y de asistencia médica directa.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa