Miércoles, 9 de Noviembre 2011

Envejecer con seguridad vial


“Más mayores, que se mueven más, en una sociedad en continuo movimiento”. Bajo esta premisa, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y el Centro de Estudios Demográficos (CED) han llevado a cabo el informe Envejecer en movimiento, que se centra en analizar tres aspectos básicos de la movilidad de las personas mayores: cuáles son sus hábitos, su capacidad funcional y la accidentabilidad, además de aportar soluciones y recomendaciones para una movilidad futura sostenible y segura.


Envejecer con seguridad vial
A 1 de octubre de 2011, la población de 65 y más años en España es de 7.988.534, el 17,3% del total, y según las últimas previsiones demográficas, continuará aumentando. La Proyección de la Población de España a Corto Plazo 2011–2021 hecha pública recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que dentro de 10 años residirían en nuestro país 1,4 millones más de personas mayores de 64 años, lo que supondría un 17,8% más que en el momento actual. Un nuevo escenario, por tanto, y nuevas demandas de servicios que obligarán a rediseñar, entre otras, las políticas de movilidad.

En este sentido, el informe Envejecer en movimiento pretende aportar elementos de análisis que faciliten directrices para hacer sostenible el sistema de movilidad y seguridad vial en un contexto en el que las personas mayores tendrán un protagonismo sin precedentes. Por ello, es importante que las infraestructuras, el urbanismo y la accesibilidad se adapten a esta realidad o, lo que es lo mismo, a una larga tercera edad, con medios de transporte bien adaptados, accesibles y eficaces para que los mayores puedan seguir disfrutando de unos buenos estándares de calidad.

Hábitos de movilidad
Las personas mayores se mueven para llevar a sus nietos al colegio, para realizar la compra, para salir a dar un paseo, para practicar deporte, para visitar algún museo o para participar en alguna actividad cultural o turística dentro de su ciudad. En su mayoría, el 75%, realizan estos desplazamientos a pie y entre los principales problemas que detectan son: subir y bajar escaleras, cruzar la calle, superar obstáculos o identificar y comprender señales. De otra parte, el vehículo privado es utilizado, sobre todo, por los hombres y en localidades pequeñas –actualmente, hay más de 2,9 millones de conductores mayores de 65 años–.

Capacidad funcional
El porcentaje de personas mayores que se mueven sin ayuda se mantiene relativamente constante con el transcurrir de los años. No obstante, las dificultades para transitar por la calle, acceder a edificios o usar el transporte público derivadas de una inadecuación del entorno y de los vehículos afectan a 1,2 millones de mayores, de los cuales más de medio millón continúan teniendo una dificultad severa o total para esa actividad incluso si reciben ayuda. Las mujeres a partir de los 75 años son quienes presentan un deterioro más temprano e intenso de sus capacidades funcionales.

Accidentabilidad
En la última década, el número de peatones mayores de 64 años muertos o heridos graves se ha reducido en un 35%, concretamente, el descenso ha sido del 50% en carretera y del 30% en ciudad. Esta misma tendencia ha ocurrido también con los mayores muertos o heridos graves en accidente de tráfico.

Recomendaciones RACC

- A la Administración:

• Sensibilizar a la sociedad sobre la realidad demográfica presente y futura de España.
• Favorecer la participación de los mayores como agentes activos de las políticas de movilidad.
• Adecuar las infraestructuras, mejorar la accesibilidad y prevenir la accidentabilidad.
• Señalización sencilla en carretera para facilitar que las personas mayores reaccionen con rapidez.
• Fomentar el transporte público y mejorar su adaptación física y horaria.
• Planificación urbanística más racional.
• Educación y concienciación en todas las etapas de la vida para fomentar una movilidad segura.


- A los fabricantes:

• Diseñar vehículos adaptados y accesibles que respondan a sus necesidades.
• Incorporar tecnologías e-Safety (aplicadas a la seguridad vial) teniendo en cuenta sus dificultades.


- A los mayores:

• Cruzar la calle por el paso de cebra, sin correr y únicamente cuando el semáforo esté en verde para el peatón.
• Preguntar siempre que necesite ayuda para orientarse.
• En transporte público, viajar preferiblemente sentado.
• En coche, circular de día y evitar conducir en condiciones meteorológicas adversas y en horas punta.
• Adaptar la velocidad de circulación a las condiciones físicas de cada uno.
• Descansar cada dos horas o siempre que perciba síntomas de cansancio como picor de ojos, parpadeo constante, dolor muscular o falta de concentración.
• Consultar a su médico antes de viajar si está tomando algún medicamento, ya que puede alterar la capacidad de conducir.

Además, siempre es bueno conocer alternativas complementarias como los seguros médicos privados.
Envejecer con seguridad vial

Nota
Visto 1001 veces





Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.








rollover css e imágenes