Viernes, 2 de Diciembre 2011

El cariño de un compañero incondicional


Llueve y hace frío, me ha pillado un atasco tremendo y, por si fuera poco, a la hora del café me han dado plantón. De regreso a casa, acelero el paso y comienza a invadirme una agradable sensación. Aunque apenas hace tres horas que dejé a Pancho descansando en su cojín, el mestizo de pelo corto con el que convivo desde hace cuatro años me espera entusiasmado. En cuanto atravieso la puerta me saluda con un enérgico movimiento de su pequeño rabito, al tiempo que corretea alrededor de mis piernas. Sí, es un placer volver a casa. Seguro que muchos lectores se sienten identificados con esta historia, y así nos lo han hecho saber en la encuesta propuesta por SENDA: Las personas mayores y sus mascotas, en la que descubrimos que perros, gatos y pájaros son sus animales de compañía preferidos.


El cariño de un compañero incondicional
Numerosos estudios aseguran que la ternura que inspiran las mascotas y el bienestar que supone acariciar a un perro o a un gato produce efectos relajantes, disminuye la ansiedad y reduce la tensión arterial. De esta manera, las personas mayores que tienen mascotas disfrutan de una mejor calidad de vida y están menos preocupadas por sus problemas de salud.
 
La interacción con mascotas proporciona numerosos beneficios emocionales y físicos. Además de combatir la soledad y el aislamiento, son un estímulo perfecto para hacer ejercicio y relacionarse con otras personas. Por ejemplo, como los perros deben salir varias veces al día, mejora el estado físico de su propietario; y como las mascotas son un recurrente tema de conversación, también ayudan a relacionarse con personas de gustos afines. Asimismo, contribuyen a aumentar la autoestima de sus propietarios, porque la responsabilidad de cuidar a un animal hace que se sientan útiles y necesarios. Sin olvidar que las rutinas diarias del cuidado y atención del perro, gato o pájaro, favorece el desarrollo de una mejor orientación espacial y temporal.

Así, las mascotas son una fuente de cariño y compañía incondicional e inagotable. De hecho, no es extraño que muchas personas reconozcan mantener conversaciones con su amigo peludo o plumífero. Además, tener a una mascota que siempre espera en casa hace que las personas se sientan seguras y protegidas.
 
Por otro lado, es difícil aburrirse con un animal de compañía y, aunque no es lo mismo un perro que un gato, siempre logran contagiar su alegría, mediante sus juegos y comportamientos. Y qué decir del agradable canto de un jilguero o un canario.
 
Compartir nuestra vida con una mascota es una inmejorable inyección de medicina preventiva, y aporta seguridad, bienestar y energía positiva, lo que contribuye a mejorar la salud. ¿Qué más podemos pedir?

El cariño de un compañero incondicional
Perros frente a gatos

Ahora bien, tener una mascota es un gran compromiso que exige responsabilidades. Se trata de un miembro más de la familia que requiere atención, higiene, alimentación y cuidados veterinarios. Todo ello, supone una importante inversión de tiempo y un coste económico.

Como consecuencia, antes de embarcarnos en la aventura de comprar o adoptar a un animal, primero debemos plantearnos cómo es la casa, la disponibilidad que tenemos, estilo de vida, etc. Y si suele viajar con frecuencia, debe pensarlo aún más. Aunque puede llevar a su mascota a una guardería especializada o dejarla al cuidado de algún familiar o amigo, no es aconsejable abusar de estas opciones.

Los perros requieren más tiempo y dedicación, ya que son animales más dependientes y necesitan salir a pasear todos los días. Pero son dóciles y obedientes, siempre permanecen al lado de su dueño y son relativamente fáciles de educar. Por algo se les considera el mejor amigo del hombre.

Para las personas mayores que viven en un piso no demasiado grande, son recomendable razas de perros pequeños como Bichon Maltés, Chihuahua, Caniche, Schnauzer, Carlino, Pekinés o Yorkshire Terrier. Los cachorros son muy divertidos y resulta un placer verles crecer, pero no es fácil convivir con un perro que sólo piensa en jugar y mordisquear todo lo que se encuentra a su paso. Por eso, también puede recurrir a la adopción de canes adultos. Lamentablemente, en las protectoras hay cientos de animales abandonados que están a la espera de que una familia les acoja en su hogar.

Por su parte, los gatos son animales más tranquilos e independientes. Se entretienen con más facilidad y no requieren tantos cuidados. Con un buen cepillado diario, su higiene está solucionada, porque ellos mismos se ocupan de acicalarse. Desde cachorros, de manera instintiva, los gatos hacen sus necesidades en una caja con arena especial que, si se cambia con la frecuencia recomendada, no tiene por qué producir olores.

En cuanto a la raza, el gato persa es un felino dulce y pacífico, conocido como el ‘tigre de sofá’ debido a su carácter tranquilo; el siamés es más nervioso y tiene una fuerte personalidad; y el angora es inteligente, independiente, activo, fiel y cariñoso. El pelo corto o largo también puede ser un elemento importante de decisión.

Suele decirse que el perro es más fiel y cariñoso, mientras que los gatos son más independientes y solitarios. En cualquier caso, can o felino, convertirá su casa en un hogar.

El cariño de un compañero incondicional
Pájaros de bello plumaje

Los pájaros pueden ser ideales animales de compañía. Su bello canto y el hermoso colorido de su plumaje son sus principales virtudes. En cuanto a sus cuidados, una buena alimentación y la higiene de su jaula es lo más importante.

• El canario es una de las aves con mayor presencia en las casas. Conocido por su agradable canto, además puede imitar sonidos. Aunque su plumaje amarillo es el más común, podemos encontrar canarios blancos, rojos, naranjas, verdes...

• Los jilgueros se caracterizan por tener un canto melodioso y potente. El colorido de su plumaje es intenso y su combinación resulta muy llamativa.

• Las ninfas o cotorras son de la familia de los loros. Su buen comportamiento, el bonito color de sus plumas y su resistencia y capacidad de adaptación son algunas de las virtudes de estas pequeñas y simpáticas aves, que pueden imitar sonidos y aprender palabras.

• Los periquitos también pertenecen a la familia de los loros y una de sus principales características es su gran variedad de colores. Les gusta estar en compañía y jugar con la gente. Como nota curiosa, si tiene paciencia y habilidad puede enseñar a su periquito palabras sencillas.

El cariño de un compañero incondicional

Nota
Visto 1399 veces






1.Publicado por mariana el 28/06/2012 23:16
me gustan los perros gatos todos los animales pero el único animal que tengo es un perro y es Bobi el es mi perro fiel el me aconpaño desde que mací

Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes