Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Miércoles, 8 de Marzo 2017


Día Internacional de la Mujer: situación de las mujeres mayores en España



Las desigualdades de género se mantienen e incluso se incrementan con los años. Las mujeres mayores en España reciben menos ingresos, tienen menores tasas de actividad remunerada, peor percepción de su estado de salud, viven más situaciones de soledad no deseada y son las más atendidas por los sistemas de protección social.
 
Para la vicepresidenta de UDP, Paca Tricio, "es esencial considerar el envejecimiento poblacional desde una perspectiva de género, ya que la trayectoria vital hace que las mujeres envejezcan con unas peculiaridades específicas, que hay que tener muy en cuenta a la hora de plantear políticas y actuaciones que atenúen las situaciones de desventaja en las que se encuentran al llegar a edades avanzadas". 
 
El envejecimiento tiene un importante componente femenino que no está siendo suficientemente estudiado. Hay un 32,9 % más de mujeres (4.940.008) que de hombres (3.717.697). Y las mujeres viven de media seis años más que los hombres. Pero la esperanza de vida con salud es menor en las mujeres. Si se mide en porcentaje de tiempo que se vive en buena salud a partir de los 65 años, el contraste entre hombres y mujeres es patente: 50,5 % vs 38,5 %.
 
A la hora de hablar de cobertura de prestaciones sociales, nos encontramos con que el 9,1 % de las mujeres mayores reciben prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), frente al 4,1% de los hombres. Efectivamente, las mujeres son las principales perceptoras del SAAD, y representan el 75 % de las personas usuarias de servicios de teleasistencia y el 69 % de las usuarias de atención residencial. Por lo tanto, cualquier recorte en estos servicios afecta directamente a la población mayor femenina más que a cualquier otro colectivo.
 
Las pensiones de las mujeres son de media un 37 % más bajas que las de los hombres. El hecho de que menos de la mitad de las mujeres se encuentre integrada en el mercado laboral, la maternidad y la pérdida de empleo que en ocasiones comporta, los menores salarios, así como la calidad del empleo que ocupan, tiene importantes consecuencias en sus futuros recursos económicos.
 
Según el estudio "El envejecimiento activo en las mujeres mayores" de CCOO, tan sólo un 41 % de las mujeres de 65 y más años estaría cubierta por pensiones contributivas de jubilación. Este porcentaje contrasta llamativamente con el de los hombres, que alcanzaría al 89,5 %.
 
A esto se suma que las mujeres son las principales beneficiarias de las pensiones de viudedad, derivadas del derecho de sus parejas fallecidas, cuya cuantía media se encuentra lejos de las pensiones de jubilación. Un 37,5 % de las mujeres mayores serían beneficiarias de este tipo de prestación, cuya cuantía media no alcanza los 650 euros al mes. Por ello, la tasa de riesgo de pobreza es dos puntos superior a la de los hombres. Un 13,2 % de las mujeres mayores viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza.
 
Además, gran parte de las mujeres mayores de 50 años se encargan del cuidado de sus mayores. Ya sea de sus maridos (38,8 %), o de sus madres (35,4 %). Se trata de cuidados no remunerados que las excluye del mercado laboral por largos periodos de tiempo.
 
Las mujeres mayores son las que más sufren la soledad. En España, la proporción de mujeres mayores que vive en soledad duplica a la de los hombres (28,9 % vs 14,1 %). 
 
La violencia machista en la población mayor es una realidad poco estudiada y parece ser una realidad invisibilizada a la que se enfrentan las mujeres mayores. Los datos de la macroencuesta de 2015 sobre violencia contra las mujeres evidencian que las mujeres mayores consideran, en mayor porcentaje que el resto, sufrir violencia de género por parte de su pareja actual en forma de control (un 9,7 % de las mujeres de 65 y más años), violencia emocional (8,2 %) y violencia económica (2,4 %).
 
Además, se recoge que un 7,5 % de las mujeres entre 65 y 74 años y un 4,3 % de las mujeres de más edad han sufrido violencia por parte de alguna de sus parejas a lo largo de la vida. El uso de los recursos existentes son menos usados por las mujeres mayores. Según la encuesta, sólo un 22 % de las mujeres que han sido víctimas de violencia física, sexual o miedo ha acudido a la policía y un 33,8 % a algún servicio sanitario o social.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa