Viernes, 3 de Febrero 2012

Circuito amigable por España


La Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores es un proyecto puesto en marcha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el marco del XVIII Congreso de la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría celebrado en Río de Janeiro (Brasil) en junio de 2005. En España, la primera metrópoli en unirse fue San Sebastián y, posteriormente, lo han hecho Zaragoza, Barcelona y Bilbao. Pero ¿qué es una Ciudad Amigable? Según la OMS, aquella que “alienta el envejecimiento activo mediante la optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.


Circuito amigable por España
Como venimos diciendo, el mundo está envejeciendo a una velocidad vertiginosa: en 2050, el número de personas mayores de 60 años se habrá duplicado, pasando del 11% en 2006 al 22% y, por primera vez en la historia, habrá más personas mayores que niños. A su vez, en 2030, tres de cada cinco personas vivirá en grandes ciudades. Estas cifras son indiscutiblemente un logro de la humanidad, pues significan una mejora de la calidad de vida de la población y, por ende, un aumento de la esperanza de vida, pero también suponen un desafío importante.

Las personas mayores requieren entornos de vida facilitadores y de apoyo para compensar los cambios físicos y sociales asociados al envejecimiento, una necesidad prioritaria dentro del Plan Internacional de Acción sobre Envejecimiento, aprobado en 2002 durante la Asamblea Mundial celebrada en Madrid. En este sentido, el paisaje arquitectónico de la ciudad, sus edificios y viviendas, su sistema de transporte y sus servicios comunitarios y de salud contribuyen a una mejor movilidad, a una mayor participación social y a la promoción de la autonomía personal.

Por eso, esta iniciativa es tan relevante, y así se puso de manifiesto en la I Conferencia Internacional de Ciudades Amigables con las Personas Mayores celebrada en Dublín el pasado mes de septiembre. Localidades de todos los continentes hicieron un llamamiento a favor del envejecimiento activo, con el fin de fomentar la igualdad de derechos y oportunidades para los ciudadanos de mayor edad y compartir experiencias en políticas y prácticas que mejoren la calidad de vida de este colectivo. Asimismo, pusieron en común la contribución positiva que las personas mayores realizan en los ámbitos social, económico y cultural, entre otros.

Ciudades españolas amigas
Una Ciudad Amigable con las Personas Mayores es una urbe libre de barreras para todas las edades, donde las políticas, los servicios, los entornos y las estructuras facilitan el envejecimiento activo de las personas mediante:

- El reconocimiento de la amplia gama de capacidades y recursos existentes entre las personas mayores.
- La previsión de y respuesta flexible a las necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento.
- El respeto por sus decisiones y elecciones de estilo de vida.
- La protección y promoción de su inclusión en todas las áreas de la vida comunitaria y de su aporte a las mismas.

En la actualidad, cuatro metrópolis españolas –San Sebastián, Zaragoza, Barcelona y Bilbao– comparten el privilegio de ser Ciudades Amigables con más de 40 capitales de todo el mundo. Todas ellas y las venideras deben cumplir con el compromiso de actuación incluido en la Declaración de Dublín: “Fomentar la participación de las personas mayores en la vida social y cultural de su comunidad poniendo a su disposición un conjunto diverso de actos y actividades accesibles, asequibles e inclusivas, y promoviendo su integración en la comunidad”.

Para formar parte de la Red Mundial, las ciudades deben rellenar un formulario online a través de la web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al cual se adjuntará una carta del alcalde y la administración municipal en la que manifiesten su compromiso con el ciclo de mejora continua que caracteriza a la Red, que comprende cuatro fases:


1. Planning
Creación de mecanismos para lograr la participación de los mayores en todas las etapas del proceso de incorporación a la Red; evaluación inicial de la adaptación de la ciudad a las personas mayores; formulación de un plan de acción trienal basado en los resultados de esa evaluación; identificación de los indicadores de monitoreo para seguir los progresos realizados.

2. Ejecución
Una vez completada la primera fase, y nunca más de dos años después de la adhesión a la Red, las ciudades presentarán su plan de acción para que sea examinado y aprobado por la OMS. Posteriormente, tendrán tres años para ejecutar su plan.

3. Evaluación de los progresos
Identificación de los éxitos y las deficiencias persistentes.

4. Mejora continua
Las ciudades serán invitadas a elaborar un nuevo plan de hasta cinco años de duración.


Los aspectos esenciales a tener en cuenta para convertirse en ciudad amiga se recogen en la Guía Global de Ciudades Amigables, y se clasifican bajo ocho áreas temáticas: Espacios al aire libre y edificios, Transporte, Vivienda, Participación social, Respeto e inclusión social, Participación cívica y empleo, Comunicación e información y Servicios comunitarios y de salud. Esta lista de control, basada en los resultados de una encuesta realizada en 33 ciudades de 22 países para determinar los principales elementos del entorno urbano que facilitan un envejecimiento activo y saludable, constituye la herramienta fundamental para la autoevaluación de una ciudad y su inclusión en la Red.


        Requisitos a cumplir        

- Entorno agradable y limpio.
- Espacios verdes.
- Disponibilidad de asientos al aire libre.
- Estado óptimo de las aceras.
- Cruces peatonales seguros.
- Buena iluminación de las calles.
- Caminos peatonales y carriles bici.
- Ascensores, escaleras mecánicas y rampas.
- Escaleras con barandillas.
- Señalización adecuada.
- Baños públicos con acceso para discapacitados.
- Transporte público adaptado y frecuente.
- Amplia cobertura de destinos de viaje.
- Asientos y estacionamiento preferencial.
- Diseño accesible de las viviendas.
- Acceso a servicios.
- Conocimiento de actividades y eventos.
- Participación social del mayor.
- Integración de generaciones, culturas y comunidades.
- Imagen pública positiva del envejecimiento.
- Oportunidades para el aprendizaje permanente.
- Capacitación en nuevas tecnologías.
- Voluntariado para personas mayores.
- Opciones de empleo.
- Valoración de la contribución del colectivo.
- Preferencia de la comunicación oral para los mayores.
- Información impresa en letra grande.
- Palabras sencillas y oraciones cortas y directas.
- Amplia cobertura en atención sociosanitaria.
- Programas para envejecer con salud.
- Cuidado domiciliario.
- Instalaciones residenciales.

Circuito amigable por España
San Sebastián
Decir San Sebastián es hablar de "pintxos". Estas miniaturas culinarias reconocidas en el mundo entero son uno de los tesoros más preciados de la ciudad de La Concha, el paraíso para los amantes de la gastronomía. Y no sólo eso, "ir de pintxos" por la Parte Vieja es una forma de conocer sus tradiciones, su gente, su cultura...

Un buen punto de partida para iniciar una ruta de degustación es el antiguo mercado de abastos La Bretxa, llamado así por ser el lugar por donde las tropas anglo-portuguesas penetraron en la villa durante el asedio de 1813.

De camino al centro, a escasos 50 metros de la Catedral neogótica del Buen Pastor, y bajo una infraestructura moderna, se encuentra el otro mercado de la ciudad, el de San Martín. Para acompañar tan ricos manjares, pida un vaso de Txakoli de Getaria, un vino blanco, joven y afrutado, o un zurito (media caña).

Circuito amigable por España
Barcelona
En 2010, más de siete millones de personas (concretamente, 7.133.524) visitaron Barcelona; récord histórico para la ciudad. Muchos de ellos llegaron siguiendo los pasos del arquitecto catalán Antoni Gaudí. La Sagrada Familia es su gran obra (todavía en construcción) y el principal reclamo turístico.

Pero la genialidad de este artista puede verse en otros edificios. En el centro del Eixample, en el Passeig de Gràcia, encontramos las casas más vistosas y conocidas de Gaudí: la Casa Milà, la famosa Pedrera, de formas ondulantes que recuerdan las olas del mar, y la Casa Batlló, revestida con fragmentos de cerámica de varios colores.

Y no acaba aquí: el Park Güell, la cripta de la iglesia de la Colònia Güell, el Palau Güell, la Casa Calvet, la Casa Vicens, la Casa Bellesguard, así como el desconocido Col·legi de les Teresianes, también llevan el nombre del máximo representante del modernismo catalán.

Circuito amigable por España
Bilbao
Si quiere descubrir Bilbao acompañado de un guía profesional, ahora puede hacerlo. La Oficina de Turismo organiza todos los sábados y domingos del año dos interesantes rutas a pie, de 90 minutos cada una, al precio de 4,5 €.

La primera, por las calles empedradas del Casco Viejo, el Bilbao medieval, donde podrá conocer de cerca la historia de sus murallas, la Catedral gótica de Santiago, la Plaza Nueva, la Iglesia de San Antón y las antiquísimas ruinas sobre las que se asienta a orillas de la Ría de Bilbao o el bullicioso Mercado de la Ribera, con una superficie comercial de 10.000 metros cuadrados.

La segunda opción, por la zona de El Ensanche y Abandoibarra, muestra el desarrollo urbanístico de la ciudad y su arquitectura, desde el siglo XIX hasta hoy. Aquí se encuentra, por ejemplo, el edificio más conocido e internacional, el Museo Guggenheim.

Circuito amigable por España
Zaragoza
El Ebro, a su paso por Zaragoza, proporciona parajes de gran belleza y riqueza medioambiental, lo que permite a los visitantes disfrutar del contacto con la naturaleza en plena urbe.

Con motivo de la Exposición Internacional de 2008, a ambos lados del río se proyectaron nuevas aceras, carriles bici y áreas recreativas para hacer deporte o jugar. Por su parte, en el meandro de Ranillas se levantó el Parque del Agua, de 120 hectáreas, que combina amplias zonas verdes, servicios y actividades para todos los ciudadanos.

Más años tiene el Canal Imperial de Aragón, una de las obras más importantes de ingeniería hidráulica realizadas en Europa durante el siglo XVIII. Concebido como canal de riego y navegación, en la actualidad los caminos de sirga y contrasirga, construidos para permitir el remolque manual o con caballería, son un excelente paseo para recorrer el canal en bicicleta o a pie.

Nota
Visto 903 veces










rollover css e imágenes

Escuchar último programa