Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Martes, 8 de Marzo 2016


27.400 mujeres mayores de 45 años buscan su primer empleo



Desde que comenzara la crisis en 2007, las mujeres mayores de 45 años están desempeñando un gran protagonismo a la hora de afrontar la recuperación económica. Entre 2008 y 2015, más de un millón de mujeres de esta edad, que eran ajenas al mercado laboral, se han incorporado al mismo, en busca de un empleo que les permitiera contrarrestar la pérdida de ingresos en los hogares.
 
Al mismo tiempo, 792.000 mujeres menores de 30 años se han retirado del mercado laboral, probablemente ante la falta de expectativas profesionales; algunas prolongando su etapa académica; otras, marchándose al extranjero en busca de mejores condiciones, etc.
 
Así, la tasa de actividad de las mujeres entre 45 y 60 años se ha incrementado en 12 puntos porcentuales desde 2008 (alcanzando el 72 %), aproximándose a la de los hombres, que apenas ha crecido en un punto, situándose en el 87 %.
 
La oleada de incorporación de mujeres mayores de 45 años al mercado ha incluido a algunas que nunca antes habían trabajado y que, por ello, se encuentran en mayor riesgo de exclusión social. A su edad y falta de experiencia, hay que añadir otros factores que a menudo presentan, como el bajo nivel formativo o los escasos recursos económicos, lo que provoca que estén doblemente expuestas a la exclusión social.
 
Concretamente, desde 2009 se contabilizan, cada año, más de 20.000 mujeres sénior que buscan su primer empleo. Estas cifras contrastan con las 6.800 que se registraron en 2006, antes de la crisis económica. En 2014, con el inicio de la recuperación, se produjo el principal descenso en el número de paradas mayores de 45 años en busca de su primer trabajo, tendencia que ha continuado en 2015 con una caída moderada de 200 mujeres, hasta alcanzar las 27.400. Mientras, sólo 2.700 hombres de esta edad, en toda España, hacen lo propio.
 
Pero, ¿por qué mujeres de más de 45 años que, teóricamente, deberían estar en el ecuador de su vida profesional, deciden incorporarse por primera vez a un mercado altamente competitivo? La Fundación Adecco ha identificado tres razones:
 
  1. Necesidad de apoyar a una economía doméstica resentida. Con la crisis, muchos hombres perdieron su empleo o vieron reducido su poder adquisitivo. En este contexto, la figura de la mujer mayor de 45 años ha sido fundamental, al haberse incorporado al mercado laboral en busca de un empleo que le permita contrarrestar la pérdida de ingresos en los hogares. Actualmente, a pesar de la reactivación económica, el rol de la mujer mayor de 45 años sigue siendo crítico, al haber más de un millón y medio de hogares con todos sus miembros en paro.
 
  1. Aumento de rupturas matrimoniales. Desde 2005, se han contabilizado en España más de un millón de divorcios, registrándose 100.746 en 2014, un 38 % más que en 2005, cuando se documentaron 72.848. Estas separaciones han propiciado que muchas mujeres, que hasta el momento eran económicamente dependientes, hayan decidido adquirir autonomía a través del empleo. Algunas de ellas nunca habían trabajado antes y otras acumulan largos periodos de inactividad, con lo que su acceso al empleo se complica.
 
  1. Cambio en los valores culturales. Aunque este factor tiene menor peso, desde finales de los 70 se ha ido reduciendo el estigma de la mujer dedicada al cuidado del hogar. La gran ruptura se produjo hace cuatro décadas, pero hoy en día continúa el viaje hacia la igualdad. Cada vez más mujeres mayores de 45 años, hasta entonces inactivas, deciden formarse o buscar un empleo como vehículo para incrementar su realización personal, algunas de ellas aprovechando que se liberan de sus responsabilidades familiares.

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.






Lo más visto

rollover css e imágenes

Escuchar último programa