Mayores activos - SALUD, NUTRICIÓN, ECONOMÍA Y OCIO
Sendasenior.com Sendasenior.com

Síguenos en:
Mayores activos - SALUD, OCIO, DEPENDENCIA y UNIVERSIDADES



Lunes, 18 de Septiembre 2017


21 de septiembre: Día Mundial del Alzhéimer



Con motivo de la celebración del Día Mundial del Alzhéimer, el 21 de septiembre, la Fundación del Cerebro, organización sin ánimo de lucro creada con el apoyo científico e institucional de la Sociedad Española de Neurología (SEN), acaba de presentar los resultados del informe “Impacto social de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias”, elaborado por los doctores Cristina Prieto, Miriam Eimil, Carlos López de Silanes, Marcos Llanero y Alberto Villarejo.

Según el informe, la demencia en una de las enfermedades crónicas más frecuentes. En España, la mayoría de estudios en población mayor de 65 años estiman una prevalencia entre el 4 y el 9 %, llegando a alcanzar el 31-54 % en las personas mayores de 90 años. La prevalencia es mayor en mujeres para casi todos los grupos de edad. Aunque no se dispone de cifras oficiales respecto al número de casos de demencia en España, algunas estimaciones lo sitúan en torno a los 500.000-600.000 casos, con una proyección para 2050 de cerca de un millón de casos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
“La enfermedad de Alzheimer es la causa de demencia más frecuente, ya que supone entre el 50 y el 70 % del total de casos. En segundo lugar, aparece la demencia asociada a patología vascular, ya sea demencia vascular pura o por patología mixta (vascular y alzhéimer). La demencia frontotemporal, la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia asociada a la enfermedad de Parkison son también causas frecuentes de demencia”, explica el doctor Alberto Villarejo, autor del informe y vocal del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la SEN.
 
Las personas con demencia padecen más enfermedades que la población general, con una media de hasta 2,4 enfermedades crónicas más, destacando la alta prevalencia de factores de riesgo vascular. Complicaciones frecuentes de la demencia son las alteraciones de conducta, caídas, infecciones y pérdida de movilidad. Asimismo, presentan un riesgo aumentado de ingreso hospitalario y estancias medias más prolongadas. Por otra parte, las quejas cognitivas se han convertido en una de los principales consultas en Neurología: el segundo en la población general y el primero en los mayores de 65 años. 

La demencia es la enfermedad crónica que provoca mayor dependencia, por encima de otras como el ictus, la enfermedad de Parkinson o las enfermedades cardiovasculares. Es la principal causa de gran dependencia, con un 88,67 % del total de personas en esta situación. Es, además, una de las principales causas de institucionalización. En España, se han comunicado tasas anuales de institucionalización del 10,5 % en este colectivo.
 
El impacto económico de la demencia es enorme, y de evaluación compleja, por la mezcla de costes sanitarios y no sanitarios, directos e indirectos. Según datos de Alzheimer´s Disease International, el coste mundial total de la demencia en 2015 se estimaba en 818.000 millones de dolores. En 2018, la demencia se convertirá en la enfermedad del billón de dólares, y ascenderá a 2 billones en 2030. “Como curiosidad, señalar que si los costes de la demencia se compararan con una empresa, su valor en el mercado sería superior al de Apple (742.000 millones) o Google (368.000 millones de dólares)”, destaca el doctor Villarejo.
 
En España, el coste por paciente de alzhéimer se cifra entre 27.000 y 37.000 euros anuales. El 80 % de las personas con enfermedad de Alzheimer es cuidado por sus familias, que asumen de media el 87 % del coste del total. Pero además, se calcula que el paciente con enfermedad de Alzheimer precisa de unas 70 horas de cuidados a la semana. Esto contribuye a que el impacto de la demencia en la familia y los cuidadores sea enorme, con una sobrecarga muy importante. El cuidado de las personas con demencia produce además un mayor nivel de estrés que el de otras enfermedades crónicas generadoras de discapacidad, estando presente en más de un 75 % de los cuidadores. Por otra parte, un 54,4% de los cuidadores ven afectada su productividad laboral. Por estos y otros motivos, se suele producir una importante reducción de la calidad de vida del cuidador.
 
“La demencia representa un claro exponente del concepto de enfermedad sociosanitaria, en el que están incluidos no sólo el enfermo y el entorno cuidador/familia, sino también las instituciones sanitarias y sociales, públicas o privadas, implicadas en el proceso de atención a la persona con demencia”, señala el doctor Villarejo, y añade: “De acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), España debería disponer de un Plan Nacional de Alzhéimer".

Nota



Nuevo comentario:

Sendasenior.com no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.







rollover css e imágenes

Escuchar último programa